La ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner será denunciada mañana como supuesta responsable de una ”asociación ilícita” formada para delinquir con la obra pública durante su gobierno.

La ampliación de denuncia, a la que accedió Télam, será presentada por la diputada Margarita Stolbizer a través de su abogada, Silvia Martínez, en las causas Hotesur y Los Sauces, que investigan los jueces Julián Ercolini y Claudio Bonadio.

”Desde el año 2003 y en el período que corresponde a las presidencias de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner, diferentes funcionarios públicos (inclusive los presidentes mencionados) y empresarios privados claramente identificados por sus vínculos personales con aquellos, conformaron una asociación ilícita vinculada a la obra publica”, sostiene Stolbizer en el texto.

”Existía una organización interna con roles y deberes determinados cuyos jefes o cabeza de la banda era la familia Kirchner”, advierte Stolbizer en el texto.

Existía una organización interna con roles y deberes determinados cuyos jefes o cabeza de la banda era la familia Kirchner”, dice la presentación.
       
Y consideró que ”el responsable principal de esa organización (ya que no sólo se unieron para cometer delito, sino que efectivamente los cometieron) fue hasta el año 2010 Néstor Kirchner y con posterioridad Cristina Fernández de Kirchner”

Una vez que Stolbizer presente la ampliación en ambos juzgados, los magistrados darán vista a la fiscalía para que determine si corresponde ampliar las investigaciones e imputar a la ex Presidenta y los demás mencionados por este delito, que prevé hasta 10 años de prisión.

Para Stolbizer, ”todos los miembros conocían y querían formar parte de la asociación ilícita que aquí se denuncia. Su única finalidad era cometer delitos. No había determinación en la cantidad de delitos que se iban a consumar”.

Todos los miembros conocían y querían formar parte de la asociación ilícita (…). Su única finalidad era cometer delitos. No había determinación en la cantidad de delitos que se iban a consumar”, indica otro párrafo del escrito.
       
Esta ampliación se sumará a causas que ya tramitan Ercolini y Bonadio por supuesto lavado de activos en las empresas de la familia Kirchner ”Los Sauces” y ”Hotesur”, pero que no incluían hasta el momento la figura de asociación ilícita.

Para las denunciantes, desde 2010 la ex Presidenta fue responsable de ese delito cometido para lograr otros como ”malversación de caudales públicos, abuso de autoridad y lavado de dinero”.

Además, se incluirá en la denuncia a los ya imputados en las causas penales (la propia Cristina Kirchner, Lázaro Báez y Cristóbal López, por ”Los Sauces”; y Cristina, Báez y Romina Mercado, por ”Hotesur”); al detenido ex secretario de Obras Públicas, José López, y a Báez; el ex ministro de Planificación, Julio De Vido, y al ex administrador de Vialidad Nacional, Nélson Periotti.

”Sin perjuicio de la determinación de otros niveles de participación que han tenido otros funcionarios como Ricardo Echegaray, que también son materia de investigación judicial penal”, agrega la presentación.

Stolbizer, que es querellante en ambas causas, detalló que la asociación ilícita se consumó para delinquir con la obra pública en el kirchnerismo.

”La mayor inversión en obra pública se destinó a la provincia de Santa Cruz y el 80% de esas obras las ganó el empresario Lázaro Báez, hoy procesado por lavado de dinero e investigado por varios otros delitos”, recordó.

Y también con el rol que tuvo José López, el ex secretario de Obras Públicas del kirchnerismohoy preso en la cárcel de Ezeiza, por los casi 9 millones de dólares que intentó arrojar en la madrugada del martes 21 de junio último dentro de un convento en General Rodríguez.

Se generó una ingeniería de facturas apócrifas (…), se simuló una serie de contratos de alquiler de inmuebles y de hoteles a fin de blanquear el dinero que se llevaban los jefes y miembros de la asociación”, sigue la acusación.
       
Para la denunciante, José López hacía que Báez cobrase por obras en primer lugar, cuando no había certificaciones y en muchos casos no se realizaban.

”La relación entre el empresario y el funcionario, ambos presos en el mismo penal, era muy estrecha. Los adelantos de obra eran el mecanismo predilecto de Báez y López para poder justificar millonarios desembolsos a empresas cercanas al kirchnerismo”, indica.

”Claramente existía un acuerdo previo entre los miembros de esta asociación ilícita”, agrega el texto.

”Se generó una ingeniería de facturas apócrifas a fin de dotar de una apariencia de legalidad al dinero ‘extra’, se simuló una serie de contratos de alquiler de inmuebles y de hoteles a fin de ‘blanquear’ el dinero que se llevaban los jefes y miembros de la asociación”, concluye la denuncia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here