Se trata de un predio que Cristina Kirchner cedió a sus hijos cuya titularidad compartía con Lázaro Báez. Son casi nueve hectáreas sobre el lago Argentino que Máximo y Florencia Kirchner tienen en copropiedad con Lázaro Báez.
El traspaso de su parte del condominio implica que sus hijos son ahora los únicos socios inmobiliarios de Báez, el empresario que hoy es investigado en las mismas causas que los Kirchner: Hotesur, Los Sauces, la ruta del dinero K y la adjudicación de la obra pública.
Según cuenta el diario La Nación, en el informe de dominio correspondiente al terreno, cuya denominación catastral es CCXXXIII matrícula 5285, el 16 de mayo pasado Máximo y Florencia Kirchner registraron el 25% del terreno cada uno, al dejar inscripta la sucesión de Néstor Kirchner. Así se puede leer en el asiento 5 del registro catastral. El otro 50% de la titularidad está en manos de Báez.
Para los investigadores de la causa, el traspaso de bienes a sus hijos fue parte de una estrategia para evitar los embargos.
LEÉR MÁS  Separan al abogado del Gobierno en el juicio por el atentado a la AMIA

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here