La intervención judicial al teléfono de Oscar Parrilli, jefe del aparato de inteligencia estatal durante el último tramo del gobierno de Cristina Kirchner, sigue brindando sorpresas.
En las últimas horas, el canal TN reveló dos conversaciones telefónicas de Parrilli de abril del año pasado, más de cuatro meses después de haber dejado el poder, en la que el ex funcionario y sus dos interlocutores vuelven a hablar de presionar a jueces.
En la primera conversación citada por el canal de noticias, Parrilli recibe un llamado de Ricardo Echegaray.
El ex titular de la AFIP se mostró preocupado por un rumor de que el juez Sebastián Casanello, que lo había citado para que declare en la investigación sobre La Ruta del Dinero K, tenía intenciones de procesarlo en esa causa.
“Viste que hoy tengo que ir a declarar por el tema de Báez a lo de Casanello (…) me avisan que el juez tiene una versión como para procesarme ¿Vos creés? ¿Puede ser eso?”, le dice Echegaray a Parrilli.
La respuesta del ex jefe de la inteligencia K fue: “A este Casanello yo lo conozco una vez que fui, cuando quise hacer la denuncia con Stiuso, viste, lo conocí ahí. No lo conocía yo.La impresión que tengo es que es un flojito, que es presionable, yo le tengo miedo a este hijo de puta. La verdad, no le tengo confianza. El que tenía relación con él era Julián (Álvarez, ex viceministro de Justicia). Lo voy a llamar a Julián a ver qué puede hacer.
Un rato más tarde, Parrilli habla con Juan Martín Mena, quien fue su segundo en la AFI y se dedicaba a mantener el diálogo del aparato de inteligencia oficial con los jueces federales.
Le dice que recibió un llamado de Echegaray por la causa que maneja Casanello. En esa conversación, Mena le dice que va a “tratar de averiguar”.
LEÉR MÁS  Con la modificación de la ley de glaciares se favorecerá a la minería

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here