Con el objetivo inicial de recordar el acto del 14 de septiembre de 2010 llamado ”Néstor le habla a la juventud, la juventud le habla a Néstor”, y para reafirmar el apoyo a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, los jóvenes destacaron que se trató de un encuentro de compromiso con el futuro y en el que reafirmaron el desafío de continuar profundizando este proyecto político en el futuro.

La jornada comenzó muy temprano y estuvo atravesada por un clima de festejo y alegría que se podía ver en las gradas del estadio ubicado en el barrio de La Paternal, en el campo, y en el escenario, que se poblaron de militantes con banderas y bombos que no dejaron de cantar consignas en apoyo a la Presidenta y que estallaron al entonar el himno nacional que dio comienzo formal al acto pasadas las 17.

Desde el campo de juego de ese estadio, Pablo, un porteño de 35 años, que hoy es médico psiquiatra y responsable del equipo de salud que participó del acto, aseguró que esto ”es el lanzamiento de todo lo que viene”, marcó ”un puente entre el encuentro del 14 de septiembre de 2010 en el Luna Park con el acto del 27 de abril de 2012 en la cancha de Vélez en apoyo a la Presidenta” y remarcó: ”Este es nuestro segundo nacimiento”.

Entre los que estuvieron hoy en el estadio ubicado en La Paternal, había muchos que como Pablo, habían estado en el acto de 2010 y recordaban con emoción y orgullo esa jornada.

”Durante esa tarde la preocupación principal como militantes era que Néstor (Kirchner) estuviera bien cuidado, porque había salido recientemente de terapia intensiva”, expresó, y recordó que él era en ese entonces un joven militante universitario que como muchos se sintieron convocados con ese llamado de Cristina, que los definió como ”la generación del Bicentenario”.

En la previa a las expresiones de algunos de los integrantes de la mesa nacional de La Cámpora y del primer discurso público de Máximo Kirchner, referente de esa organización desde los inicios, los militantes fueron ingresando al estadio mientras sonaba La Clase K, la banda que le pone ritmo de cumbia a los cánticos kirchneristas, y se presentaban bandas como Viejos Maderos, Manzana Podrida, Clase K, Medio Rejunte; la participación de murgas, y una performance con la representación del juez Thomas Griesa y los fondos buitre.

Hubo videos evocativos de diferentes momentos de las presidencias de Néstor y Cristina Kirchner y cortos sobre la actividad de la militancia, que fueron proyectados desde temprano en las pantallas gigantes que se ubicaron a ambos lados del escenario, donde además se pudieron ver intervenciones audiovisuales locutadas por el humorista Pedro Saborido.

A su vez Nadia, una joven de 16 años oriunda del barrio de Barranquita Azul, de Santa Fe, participó ”por primera vez de una jornada tan masiva de la militancia nacional”, junto con sus compañeros de la Comparsa Litoral Sambayón, con quienes llegó hoy muy temprano desde esa provincia.

Asimismo Miguel, estudiante de enfermería de 22 años, relató entusiasmado que viajó toda la noche desde Córdoba capital junto con otros tres compañeros, para presenciar ”un emotivo momento para todos los jóvenes” que se sumaron a la política, ”con la convicción de que en los logros alcanzados por Néstor y Cristina no hay vuelta atrás”.

Con 18 años, Oriana viajó desde Villa del Totoral, provincia de Córdoba, con un grupo de 40 personas que llegaron esta mañana y se volverán hoy mismo ”con la certeza de haber cumplido con el objetivo de presenciar un acto masivo para los jóvenes de todo el país. Porque queremos compartir este momento con todos los compañeros que vivieron el que para nuestra generación es un acto mítico como lo fue el de 2010”.

Muchos se animaron a destacar qué es lo irreversible para su generación, la que tiene menos de 20 años o recién los está pisando.

En ese sentido Paula, de 27 años, aseveró que ”son irreversibles los cambios que se hicieron en esta década” en la que los jóvenes ingresaron ”masivamente a la vida política”, y su compañera de militancia de la Comuna 7 de la Ciudad de Buenos Aires, Eugenia, de 26 años, expresó que ”la batalla cultural que se consiguió dar, los derechos que se le otorgaron al pueblo, son irreversibles, como también lo es la pasión por el proyecto”.

Pasadas las 18.30, al finalizar el encuentro, los militantes dejaban el estadio de forma ordenada y saludando y abrazando a quienes se habían quedado afuera, porque el estadio ya estaba repleto cuando llegaron, pasado el mediodía.

Los miles de asistentes, entre los que también se podían contar militantes no orgánicos a La Cámpora, estuvieron acompañados por funcionarios, legisladores y dirigentes del Frente para la Victoria, que se estrecharon en fuertes abrazos al finalizar una jornada, a la que todos calificaban como ”histórica e inolvidable para el espacio kirchnerista”.
Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here