La Tupac Amaru se habría “apropiado” de esos recursos que debían asignarse en la construcción de unas 1.800 viviendas del Programa de Integración Sociocomunitaria

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) investiga una presunta evasión de casi 180 millones de pesos en impuestos a las Ganancias por parte de la Tupac Amaru, organización liderada por Milagro Sala, actualmente detenida en Jujuy.

Un informe de la AFIP sostiene que de los más de 507.964.160 pesos que la Tupac Amaru recibió entre 2013 y 2015, la organización habría evadido, al menos, 177.787.456 pesos.

LEÉR MÁS 

Según detalla el diario Clarín, se trata de fondos públicos que el gobierno de Cristina Kirchner giró a la dirigente para construir viviendas que nunca se hicieron.

Para el organismo fiscal, Sala se habría “apropiado” de esos recursos que debían asignarse en la construcción de unas 1.800 viviendas del Programa de Integración Sociocomunitaria, vinculado a la emergencia habitacional.

El fiscal Anticorrupción de Jujuy, Joaquín Millón Quintana resaltó que la Tupac Amaru incurrió en “una práctica similar al programa Sueños Compartidos”, que la organización Madres de Plaza de Mayo de Hebe de Bonafini, con Sergio Schoklender.

LEÉR MÁS  Se puede repetir el zonda por la noche y luego vendría un frente frío

“Se recibían los fondos mediante cheques de 50 mil pesos que eran endosados y cobrados por ventanilla para hacer más difícil los controles”, consignó el funcionario.

En el informe de la AFIP, se destaca que en 2013 los ingresos que tuvo el grupo de Sala fueron de $58.540.360, por lo que deberían haber tenido que pagar $20.384.126; en 2014 recibieron $257.283.200, con lo que deberían haber sido abonado $90.049.120 en el impuesto a las Ganancias; y por último en 2015 obtuvieron $192.440.600 y no afrontaron obligaciones por $67.354.210.

LEÉR MÁS  En pleno timbreo le robaron $25 mil a un candidato de Cambiemos

Según Millón Quintana, “no se pagaban impuestos al fisco, ni se hacían aportes a los trabajadores; la tenencia de las viviendas -las pocas que se hicieron- era precaria y, en base a diversos testimonios, se pudo reconstruir la operatoria de todas estas cooperativas, que se basaba en violencia física y psicológica de Sala”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here