Marcos Peña aseguró que este “será el último año de grandes aumentos”

El Jefe de Gabinete se sumó al pedido del presidente Mauricio Macri y pidió a los gobernadores que reduzcan la presión impositiva sobre las tarifas.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, respaldó hoy el rumbo gradualista del Gobierno, aseguró que este será el “último año de grandes aumentos” y reclamó “un esfuerzo compartido”, en un mensaje a los gobernadores para que suscriban la reducción impositiva sobre las tarifas en los servicios públicos, en la misma línea que lo pidió el presidente Mauricio Macri.

Peña aseguró que puede haber “una distancia entre la meta y el resultado final” en el combate contra la inflación, como ocurrió el año pasado, pero explicó que en el Gobierno entienden que “esta es la velocidad más suave que podemos hacer sin caer en una inconsistencia general”, porque la Argentina se está “acomodando de acá a cinco años y en el medio nos estamos endeudando y esa es la razón por la que no podemos parar el ritmo de lo que estamos haciendo”:

Explicó que “no podemos ir ni más rápido ni más suave”, porque “más rápido sería muy duro socialmente y no se sostendría ese equilibrio con crecimiento”, y “más lento se vuelve inconsistente porque no llegaríamos en esas metas de cinco años” con el objetivo de “generar mayor inversión en gas lo antes posible” para “no seguir importando, que es lo más caro que estamos haciendo hoy”.

LEÉR MÁS  Emotiva y concurrida ceremonia de despedida para De la Sota

“Mucha gente piensa que la inflación es un problema minorista. El mundo entero prácticamente ha erradicado la inflación y somos muy pocos los países que quedamos con inflación. Y esto es como cualquier enfermedad, hay un recetario de las cosas que tenés que hacer y la velocidad en la que podes hacerlo. Si querés bajar la inflación muy rápido es muy probable que tengas un costo social muy alto, porque la inflación se nutre del déficit fiscal”, apuntó el jefe de Gabinete, durante una entrevista por Canal 13.

En esa misma línea, explicó que en el Gobierno trabajan para reducir el déficit “un punto por año”, y que es a eso a lo que llaman “gradualismo”, aunque incluya “un cronograma progresivo de ordenamiento tarifario, que no solamente se explica por la necesidad de llegar al equilibrio fiscal, sino también en que las cosas tengan valor para que pueda haber inversión, concientización y crecimiento de la economía”.

“Estamos haciendo las dos cosas”, dijo al referirse al combate de la inflación y el crecimiento económico, y explicar que “ocho puntos de los 24 de inflación del año pasado fueron de tarifas”, además de anticipar que los aumentos para este año serán “entre 6 y 7 puntos, pero el año que viene será de prácticamente nada”.

LEÉR MÁS  Córdoba: tres perros atacaron y mataron a un nene de 1 año

Ante una consulta, Peña negó que haya habido problemas en la comunicación oficial sobre los aumentos tarifarios: “Nunca hay un formato sencillo ni cómodo para exponer sobre la verdad; venimos de un nivel de mentira tan grande como hemos vivido los argentinos en los últimos doce años, en los que “pagamos” servicios que no eran lo que valían y que se nos decía que eran gratuitos”.

Al apuntar directamente contra la gestión kirchnerista, agregó que en esos doce años se fue “destruyendo” la “capacidad energética” de la Argentina, dejando a “más del 40 por ciento de los argentinos” sin acceso al servicio de gas, a la vez que anticipó que próximamente comenzará la campaña de concientización sobre el uso de ese servicio, porque “hoy nuestro consumo está muy por encima del resto de la región”.

Peña, al reflexionar sobre las protestas de la semana pasada, sostuvo que “puede haber personas que sienten angustia por su situación particular” y sostuvo que “unir a los argentinos es acordar sobre cómo procesamos nuestras diferencias, cómo vivimos en democracia y cuáles son las instituciones para discutir esas cuestiones”.

Fuente: Télam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here