Mauricio Macri se refirió otra vez al proyecto opositor que busca retrotraer las tarifas a diciembre de 2017. El Gobierno está haciendo un gran esfuerzo por equilibrar los costos políticos de su casi seguro veto con los que cree que va a pagar la oposición por apoyar una iniciativa que se considera irresponsable, sin ningún cálculo de cómo se financiaría o cómo se adaptaría el presupuesto a esa situación.

Entonces el Gobierno asume el costo de tomar la decisión impopular de decirle a la gente que tiene que pagar más en las facturas, pero le deja a la oposición el costo de estar haciendo demagogia con un proyecto tan poco fundamentado. ¿Eso se puede equilibrar? Creo que ahí vino en ayuda del Gobierno la reaparición de Cristina Fernández y del kirchnerismo en las calles. La marcha del 25 de Mayo le vino como anillo al dedo.

LEÉR MÁS  Denunciaron a un periodista por publicar un amenazante tuit contra Macri

Hasta acá, ese sector venía cumpliendo una estrategia muy prudente, de relativo silencio en Diputados, entonces ¿por qué la necesidad de salir a la calle y volver con los argumentos maximalistas de que con Macri se pudre todo? Creo que el kirchnerismo es incorregible. Pero también le pesa la necesidad de recoger el rédito político, es decir, esa expectativa de resaltar que ‘nosotros estamos contribuyendo a esta derrota y queremos figurar’. Cristina Kirchner se traicionó en esa jugada y Macri está tratando de aprovecharlo.
El propio kirchnerismo y toda la oposición dijo que estaba mal que el Gobierno se endeudara a la velocidad que lo estaba haciendo. En esto estaban todos de acuerdo y había consenso. No hay forma de escaparle al brete de que hay que ajustar. Lo cierto es que para el Gobierno va a ser muy difícil convencer a muchos sectores de que el proyecto del presupuesto del año que viene se tiene que acomodar al nuevo ajuste. Todas estas son peleas preliminares a la discusión delpresupuesto del año que viene, que es la gran batalla.

LEÉR MÁS  Convocan a una marcha para pedir el desafuero de Cristina Kirchner

Vamos a tener una situación en la que la plata no va a alcanzar y se deberá analizar en qué se recorta. Las provincias van a tratar de que no sea en sus territorios, pero Mauricio Macri con su discurso de las últimas horas dio a entender que todos tenemos que poner un poco. Está muy claro que hay que ceder, pero que habrá conflictos muy fuertes.
El Gobierno necesita desactivar las críticas con estas estrategias oportunistas. Macri lleva las de perder y por eso recurre a Cristina, la figura más fácil para la polémica por ser la más asociada a las políticas no viables o irresponsables. (Perfil)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here