En su estrategia por buscar consenso en el Congreso y en medio de las fuertes críticas que recibió por haber designado por decreto a dos jueces de la Corte Suprema, el presidente Mauricio Macri recibió ayer a senadores que integran el Interbloque Federal, en su mayoría figuras del peronismo anti K, quienes mostraron su intención “de tener una relación amigable” con el Gobierno nacional, que no descarta convocar a sesiones extraordinarias luego de las Fiestas.
En el Salón Norte de Casa de Gobierno, flanqueado por el jefe de Gabinete Marcos Peña; sus referentes en el Congreso, la vicepresidenta Gabriela Michetti y el presidente provisional Federico Pinedo, el titular de Diputados Emilio Monzó y la secretaria de Relaciones Parlamentarias Paula Bertol; Macri se reunió con Adolfo Rodríguez Saá, Roberto Basualdo, Liliana Negre de Alonso, Lucila Crexell, Juan Carlos Romero, Alfredo Luenzo y Miriam Boyadjian.
Ese bloque es muy necesario y “apetecible” a la hora de las votaciones en un Senado adverso al oficialismo. Quizá por eso, al recibir a los senadores, Macri dijo estar abierto “a escuchar a todos los sectores y corregir lo que haya que corregir”.
Por el lado del Interbloque Federal, el puntano Adolfo Rodríguez Saá y el salteño Juan Carlos Romero fueron los encargados de agradecer la convocatoria y aseguraron la postura de “buscar acuerdos” parlamentarios con el oficialismo en temas de Estado.
“Nos reunimos con el Presidente y le expresamos nuestra posición de tener una relación amigable tanto en el Senado como en Diputados”, contó luego Rodríguez Saá, quien ya había sido recibido por Macri el viernes pasado en virtud de las reuniones que mantuvo el jefe de Estado con sus ex rivales en la carrera presidencial.
Rodríguez Saá, que ofició de vocero ante la prensa, aseguró que la intención “es dialogar todo lo que sea necesario” para lograr un consenso que permita aprobar los pliegos de los jueces de la Corte que propuso Macri, Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti; aunque advirtió que también para otros temas “que sean necesarios”.
No obstante, el puntano alertó sobre la necesidad de que el Presidente consiga “consenso” con “todos los bloques” del Senado, incluido el del Frente para la Victoria (FpV). Esa será una tarea más ardua para el Gobierno. Más por el rechazo que generó en el bloque liderado por el rionegrino Miguel Pichetto la decisión de Macri de designar por decreto a los jueces sin llamar a sesiones extraordinarias.
En el macrismo confiaron que “se está evaluando” la posibilidad de convocar a sesiones extraordinarias. En principio para el tratamiento de los pliegos militares y de diplomáticos. Aunque tampoco descartan que, de haber consenso, se pueda avanzar con los magistrados para el máximo tribunal, quienes por el momento no jurarán para evitar precisamente conflictos con los senadores del FpV, que adelantaron que van a “rechazar el pliego de toda persona que asuma en comisión”.
Para calmar las aguas, el propio Pinedo ayer en radio Mitre admitió que “se están tratando de acelerar los plazos” para lograr un acuerdo.
El tema Corte, como no podía ser de otra manera, fue eje de la charla entre los senadores y Macri, aunque en un clima distendido. Tanto que la neuquina Crexell, del Movimiento Popular Neuquino, amplió el debate y consultó porqué no había sido propuesta para la Corte una mujer, siendo que una de las vacantes era femenina. ””a próxima será una mujer”, le prometieron desde el Gobierno. Y, al parecer, la convencieron, ya que en la conferencia de prensa la legisladora se mostró sonriente y dijo estar “muy conforme” con la reunión. 
 
Carrió pidió una comisión que controle a Gils Carbó
La diputada nacional de la Coalición Cívica-ARI y socia política del presidente Mauricio Macri, Elisa Carrió, pidió crear la Comisión Bicameral Permanente de Seguimiento y Control del Ministerio Público, en medio de las presiones del macrismo para que la procuradora general Alejandra Gils Carbó abandone su cargo por su simpatía con el kirchnerismo.
La decisión se tomó en una reunión de bloque que presidió Carrió y en la también participaron Fernando Sánchez, Alicia Terada y Leonor Martínez.
Según los legisladores integrantes de Cambiemos, esa comisión “es una deuda que tiene pendiente el Congreso desde 1998”.
LEÉR MÁS  El Gobierno insistirá tratar el lunes la reforma jubilatoria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here