En el marco de la ”megacausa” que investiga presuntas maniobras de lavado de dinero y evasión tributaria, la justicia argentina envío recientemente a organismos de Suiza y Estados Unidos una extensa nómina de individuos y empresas con el objetivo de constatar si tienen cuentas del Banco JP Morgan en paraísos fiscales. Entre las compañías del Grupo Clarín incluidas en el listado sobresalen –además de las radicadas en Panamá que informó Tiempo Argentino– dos que fueron recientemente beneficiadas con suculentos negocios por el jefe de gobierno porteño Mauricio Macri. Se trata de PRIMA SA, firma que se hizo con una millonaria licitación, donde, curiosamente, fue la única preseleccionada, y de Compañía de Medios Digitales (CMD), que se vio beneficiada con importantes exenciones fiscales y diferentes tipos de créditos para radicarse en el denominado ”Distrito Tecnológico” ubicado en Parque Patricios.

LEÉR MÁS  El gobierno provincial "destrozó" al justicialismo por el manejo que hizo en Salud

”Primera Red Interactiva de Medios Argentinos (PRIMA)” ocupa el lugar número 370 dentro de la lista de 469 de personas físicas y jurídicas que el juez Sergio Torres, a cargo del Juzgado Criminal y Correccional Nº 12, remitió a organismos de control internacionales. Según detalla en su propia página web, se trata de una compañía creada en 1989 para dar respuestas a las ”necesidades integrales de comunicación de un mercado cada vez más competitivo”. En 1998 fue adquirida por el Grupo Clarín para dedicarse a brindar servicios de Internet, y controla, entre otras firmas, a Flash, encargada del servicio de banda ancha del holding. En marzo de 2011, el alcalde porteño Mauricio Macri benefició a PRIMA con un contrato de U$S 274.320.480 para un lapso de cinco años, un negocio millonario que permite conjeturar que en el blindaje mediático al jefe del PRO por parte de Clarín hay algo más que afinidad política. La licitación, convocada para el 19 de octubre, tenía por objetivo la provisión de netbooks a alumnos y docentes de las escuelas públicas de Capital, e incluía el servicio de conectividad inalámbrica para 217 colegios y con cable para 504 como parte de la iniciativa ”Proyecto Quinquela”, que incluye software de base, capacitación y mantenimiento. Lo curioso es que, aun tratándose de un negocio sumamente interesante, PRIMA fue el único oferente, en un proceso que levantó sospechas y cuestionamientos de principio a fin por parte de legisladores de la oposición y especialistas en telecomunicaciones. Según consta en la resolución firmada por el ministro de Educación Esteban Bullrich y publicada en el Boletín Oficial de la Ciudad de Buenos Aires del 18 de marzo de 2011, la Comisión de Evaluación de Ofertas se reunió el 4 de marzo de ese año para evaluar las ofertas presentadas y en tiempo récord determinó la admisibilidad ”de la única oferta presentada por PRIMA, empresa que hasta ese momento no presentaba demasiada actividad en el mercado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here