Un anuncio destinado a crear puestos de trabajo como contrapartida al proyecto de prohibición de los despidos, considerado por el Gobierno como un “obstáculo” para ese objetivo. Con ese argumento para dar la discusión y el intento de recuperar la iniciativa, Mauricio Macri presentó ayer el plan Primer Empleo, con subsidios y exenciones impositivas para promover el ingreso de los jóvenes entre 18 y 24 años al mercado laboral.

El Poder Ejecutivo lo enviará al Congreso, con la intención de que su tratamiento neutralice la llamada ley antidespidos inicialmente impulsada por todos los bloques opositores, y de la que luego tomó distancia el Frente Renovador de Sergio Massa con la condición de que avance una “propuesta superadora”. El macrismo buscará sumar apoyos para dividir aún más el arco no oficialista.

El Poder Ejecutivo lo enviará al Congreso, con la intención de que su tratamiento neutralice la llamada ley antidespidos inicialmente impulsada por todos los bloques opositores, y de la que luego tomó

LEÉR MÁS  Félix: “El objetivo del justicialismo es ser una fuerza útil para los mendocinos”

“Estos son los instrumentos creativos, inteligentes, que podemos y tenemos que poner en juego para generar trabajo”, aseguró Macri durante el anuncio en la Casa Rosada, acompañado por los ministros Jorge Triaca (Trabajo), Carolina Stanley (Desarrollo Social) y Esteban Bullrich (Educación), entre otros funcionarios. De ese modo el Presidente buscó marcar un contraste con el proyecto para declarar la emergencia ocupacional y frenar los despidos, en este caso implícito. Ya había salido a rechazarlo de manera enfática la semana pasada: consideró que su implementación “alejaría las inversiones”, insistió en que un proyecto similar “fracasó” en 2002 y sugirió que lo vetaría en caso de convertirse en ley. De inmediato el Gobierno puso en marcha su estrategia para frenar su avance y evitar el costo político de llegar a esa instancia, que implicaría la primera derrota en el Congreso.

“Para nosotros es una obsesión la tarea que tenemos por delante que es, justamente, poner en marcha la Argentina para empezar a crear trabajo de calidad”, dijo Macri, antes de enunciar los ejes principales del proyecto, al que anoche le daban los últimos retoques antes de enviarlo al Congreso.Promoverá un nuevo régimen de empleo con exenciones de distintos porcentajes de contribuciones patronales y otros incentivos económicos para incorporar a trabajadores de entre 18 y 24 años con menos de tres años de experiencia formal, con mayores beneficios para las empresas con menos de 200 empleados, las personas con discapacidad y las 10 provincias del Norte comprendidas en el Plan Belgrano.

LEÉR MÁS  Piden la detención y el desafuero para De Vido

“En el segundo semestre vamos a poder percibir que en la Argentina, a partir de la inversión, se genera trabajo de calidad”, insistió Macri, que en un tramo volvió sobre la “herencia” kirchnerista (“un país que hace prácticamente cinco años que no genera empleo y viene escondiendo la capacidad de crecer con la generación de empleo público artificial”) y reconoció que “hay mucha gente a la que le cuesta llegar a fin de mes”. Sobre el último punto se refirió a las medidas sociales ya anunciadas para “acompañar a aquellos que la están pasando mal”.

LEÉR MÁS  “Si Perón viviera votaría a Cambiemos”

Luego, Marcos Peña y Triaca dieron una conferencia de prensa para sostener que “no hay un proceso de destrucción de empleo”. Las centrales sindicales estimaron en 110 mil los despidos desde diciembre. Con el plan lanzado ayer y la puesta en marcha de obras públicas, el Gobierno buscará contener los reclamos y frenar la prohibición de los despidos.

El macrismo promoverá en Diputados –aunque sin mayoría, la cámara más favorable– la discusión de su proyecto junto a la iniciativa del Frente Renovador de promoción de empleo para pymes y las impulsadas por otros bloques, con la intención de sumar apoyos, dividir opositores y volver a un esquema con el kirchnerismo y la izquierda de contendientes, similar al de la ley para acordar con los buitres. También negocian con gobernadores: el menú incluye la exención del impuesto al tabaco y las obras públicas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here