Lula dice en una carta «no cambio mi dignidad por mi libertad»

El expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, compartió en redes sociales una carta escrita a mano, en la que reitera que no está interesado en la posibilidad ofrecida por los fiscales especiales Lava Jato para que continúe cumpliendo su condena de ocho años y diez mes bajo un régimen semiabierto.

La misiva, dirigida al “pueblo brasileño” -y divulgada por sus abogados- indica que el líder petista rechaza nuevamente la posibilidad de poder salir de la cárcel durante el día y dormir en su celda propuesta la semana pasada por la el Ministerio Público, argumentando que tanto su proceso como su condena son ilegítimos.

“No cambio mi dignidad por mi libertad”, afirmó el exjefe de Estado y aseguró que lo que equipo de fiscales que la investiga, “lo que realmente debe hacer es pedir disculpas al pueblo brasileño”.

La semana pasada, el equipo liderado por el persecutor, Deltan Dallagnol, presentó un oficio donde solicita esta medida. Basándose en el buen comportamiento que ha tenido Lula desde que esta detenido y en que ha cumplido la sexta parte de su condena. “Se trata del derecho del penalizado de, una vez cumplidos los requisitos objetivos y subjetivos, pasar al cumplimiento de una pena en el régimen más benéfico”, indica el documento firmado por el equipo de fiscales.

LEÉR MÁS  Cientos de miles de mujeres en el mayor encuentro

Sin embargo, el exmandatario anunció la semana pasada que no aceptará la posibilidad de optar a este beneficio, pero según consignó el diario Folha do Sao Paulo, su familia y su novia, la socióloga Rosângela da Silva, le habrían pedido exjefe de Estado que sí lo haga.

El líder del PT comenzó a cumplir su sentencia por corrupción pasiva en abril de 2018 en la Superintendencia de la Policía Federal de Curitiba.

La jueza Carolina Lebbos, que se encarga de hacer cumplir la condena que pesa sobre el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva pidió a la Policía Federal un informe sobre su comportamiento, como paso previo a autorizar que deje la cárcel y pase al régimen semiabierto, lo que en la práctica implica que siga cumpliendo la pena en su domicilio.

“Considerando el requerimiento del Ministerio Público Federal del evento 808, júntese cálculo actualizado de la pena, solicítese a la Superintendencia de la Policía Federal de Paraná la entrega a este juzgado de un certificado de conducta carcelaria del preso, notifíquese a la Defensa para manifestación”, dice la petición de la jueza.

LEÉR MÁS  Consideraciones que deja el debate de candidatos a presidente

La progresión de Lula al régimen semiabierto fue solicitada por la Fiscalía el pasado viernes 27 de septiembre, alegando que el expresidente ya puede acceder a ese beneficio porque cumplió un sexto de su condena y tiene buen comportamiento.

Lula está preso en la Superintendencia de la Policía Federal de Curitiba desde abril de 2018, cumpliendo una condena de ocho años y diez meses de cárcel por supuestos delitos de corrupción pasiva y blanqueo de dinero.

La defensa de Lula se mostró prudente ante la petición de los fiscales, advirtiendo que consultarían al exmandatario este lunes sobre su voluntad de dejar la cárcel.

Hasta ahora, en las entrevistas concedidas a la prensa, el líder del Partido de los Trabajadores (PT) manifestó su intención de dejar la cárcel únicamente cuando se anule todo el proceso y se vea reconocida su inocencia.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here