El expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, afirmó que ”venga quien venga después, nadie podrá negar que el Gobierno” del ex mandatario Néstor Kirchnner y la presidenta Cristina Fernández de Kirchner ”apoyó a los pobres” y remarcó que ”la lucha de los trabajadores no puede limitarse solo a los salarios”.

Al encabezar junto a Cristina la inauguración de la Universidad Metropolitana de la Educación y el Trabajo (UMET), creada por el gremio de los trabajadores de la propiedad horizontal (SUTERH), Lula sugirió ”que no se deje de escribir la historia de lo que ustedes significaron para la Argentina”.

”Es extraordinario poder inaugurar esta universidad creada por trabajadores. Yo empecé mi militancia también en una organización gremial. La lucha por las oportunidades y los derechos no puede limitarse sólo a los salarios, y sin duda la educación es uno de estos espacios fundamentales”, señaló durante su discurso.

El histórico líder del Partido de los Trabajadores de Brasil dijo que uno de sus recuerdos ”más bonitos” fue cuando dirigió ”una escuela de adultos del sindicato de metalúrgicos” y aseveró que ”un sindicato que lucha por la educación de los trabajadores es un sindicato que contribuye a fortalecer la ciudadanía y la integración social”.

Tras recordar logros de la gestión educativa durante sus ocho años de presidencia y los dos y medio que lleva su sucesora, Dilma Rousseff, consideró que ”el éxito de la política pública de Brasil fue poner a los pobres en el Presupuesto de la Federación”.

”Los sectores conservadores de Brasil no entienden lo que pasó en esta década. Como no entienden lo que pasó en Argentina en los años ’40 y lo que pasa ahora”, opinó Lula.

El ex jefe del gremio metalúrgico brasileño recalcó que ”cuando los gobiernos construyen justicia social, pueden venir todos los canales de televisión a decir lo contrario pero eso no se olvida”, y enfatizó que ”venga quien venga después, nadie podrá negar el apoyo que dio el gobierno de los Kirchner a los pobres”.

”Hoy la prensa sigue hablando mal de mi y de Dilma. Me parece increíble, nuestra prensa está exiliada dentro del propio país. Cuando uno critica, dicen que los atacamos. Cuando nos atacan, dicen que es democracia. Eso no puede ser”, enfatizó.

Además, reiteró su llamado a continuar con la integración latinoamericana ”que está en el mejor momento que nunca”, y recordó que ”la concreción de la integración empezó con la reunión” de él, Kirchner y el fallecido presidente venezolano Hugo Chávez, unión que calificó de ”tres compañeros”.

En homenaje a Néstor Kirchner, Lula señaló que su cuerpo ”está enterrado, pero sus ideas están circulando por toda América Latina”.

”Tenemos el derecho y la obligación de luchar por un mundo más justo. Será más justo cuando los derechos no sean patrimonio de aquellos que tengan dinero para comprarlos”, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here