”El neoliberalismo ha generado un crisis económica global que empujó a millones de personas hacia la pobreza extrema. Es hora de caminar en otro sentido para construir un orden social más justo”, señaló Castro.

Y en ese sentido, aportó: ”Vivimos bajo un sistema internacional regido por países poderosos que imponen por medio de la fuerza y la coacción sus intereses”.

El mandatario cubano acusó a los Estados Unidos de ”amenazar con acciones ilegales a muchos de los pueblos que hoy están representados en esta reunión”.

”Hoy, Venezuela es objeto de una campaña desestabilizadora basada en los principios de la guerra no convencional que alienta la subversión y la agitación interna”, denunció.

”Los que hemos sufrido el terrorismo hemos sido nosotros. Que desde hace décadas sufrimos atentados, provocaciones y un bloqueo injusto”, puntualizó.

LEÉR MÁS  “Si vuelve Cristina, me voy del país”

Tras finalizar el discurso de Castro, el presidente de Bolivia, Evo Morales, aprovechó la ocasión para revalorizar a Fidel Castro -hermano del actual presidente cubano y fundador de la revolución que gobierna la isla desde 1959-, al calificarlo como ”el hombre más solidario del mundo”.

Por su parte, el presidente de Uruguay, José ”Pepe” Mujica, señaló que ”hay que combatir la cultura de la acumulación y el despilfarro para crear una nueva humanidad”.

”Si no cambia la cultura, no cambia nada. Tenemos que terminar con la teoría de la acumulación, propia de un capitalismo que invierte tantos recursos para socavar la vida del planeta”, sostuvo Mujica.

LEÉR MÁS  Repudios a la represión en el subte

En ese sentido, el mandatario uruguayo consideró que hay que recuperar los valores de los pueblos originarios para crear ”otro planeta”.

”Los valores de las culturas originarias son la reserva de la humanidad y a ellas deberíamos volver para generar otra concepción de entender la vida”, apuntó.

Y puntualizó: ”Hemos vivido en un mundo en el que muchos sueños han sido olvidados, perdidos, pero no perdamos otra oportunidad. La de cambiar la vida y la cultura”.
Por su parte, Nicolás Maduro señaló que la construcción de ”un nuevo orden mundial debe basarse en el respeto de los valores y tradiciones de los pueblos” al hablar en el plenario de la cumbre del G-77+China, que se desarrolla en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia.

LEÉR MÁS  La Justicia prohibió a las empresas cortar el gas por falta de pago

”Tenemos que luchar por construir un desarrollo, pero debemos tener en claro cuál es. Debemos crecer, pero en respeto de nuestras tradiciones y valores. Esa es la forma de construir un orden económico más justo”, subrayó Maduro.

En ese sentido, el mandatario ponderó la figura del fallecido Hugo Chávez -fundador de la revolución bolivariana que rige los destinos de Venezuela desde 1999-, al recordar el rol que jugó en la integración de las naciones emergentes.

”Chávez fue un profeta de la integración que trabajó para generar mecanismos de integración sur-sur. Su espíritu está presente en esta Cumbre, y en el de todos los pueblos que luchan por liberarse”, puntualizó Maduro.
Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here