A un día de las PASO en donde se comenzará a definir, entre otras cosas, quién reemplazará a Cristina Kirchner en la Presidencia de la Nación, usualmente el proceso de votación genera polémica. En esta ocasión, todos los partidos buscaron sumar a decenas de miles de fiscales durante el último tiempo, que se combinarán con otros tantos voluntarios que capacitó la red federal ”Ser Fiscal”, más los observadores electorales ”virtuales” que se apoyarán en las nuevas tecnologías. Se intentará controlar las 94.979 mesas de todo el país, de las que el 36,3% se distribuirán por la provincia de Buenos Aires, en especial, en el conurbano.

Además, el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak informó durante un encuentro con observadores internacionales de nueve países que se encuentran en la Argentina con motivo de las elecciones que en cada centro de votación ”habrá un delegado de la justicia electoral, que serán ciudadanos independientes elegidos también por la Justicia Federal de cada provincia”.

LEÉR MÁS  Calificaron de “histórico” al pacto fiscal

¿Los miedos? El robo sistemático de boletas y el conteo de votos. La oposición llevó su preocupación hasta la Justicia. Ante la denuncia de Elisa Carrió y el radicalismo, la Cámara Nacional Electoral resolvió este martes reforzar la capacitación de los delegados, que deberán lidiar con las autoridades de mesa y con los fiscales.

”El domingo (por mañana) no habrá ninguna posibilidad de fraude, porque existe un alto nivel de fiscalización, tanto por la justicia, de la cual dependen los presidentes de mesa y presidentes suplentes de cada mesa, un número que equivale a 180 mil ciudadanos convocados, pero además la Justicia define para cada centro de votación un delegado electoral. Y a eso hay que sumarle la participación de unos 500 mil fiscales de los partidos políticos más el contralor de seguridad, con los efectivos de las FFAA a cargo del comando electoral que actúan dentro del edificio, más la policía federal y las policías provinciales”, continuó Alak.

LEÉR MÁS  Carrió se ríe de Aníbal Fernández con su foto más viral y le manda mensajes

El Frente para la Victoria presenta polémica por la interna bonaerense. Desde el entorno de Aníbal Fernández afirman al diario La Nación que desplegarán una tropa de 30.000 fiscales, ”la mitad de Nuevo Encuentro [la agrupación de Sabbatella] y la otra de Aníbal”. Su contrincante en la interna Julián Domínguez descansará más en la fiscalización local.

Para Mauricio Macri la fiscalización en el conurbano será un desafío, por eso planificaron la distribución de fiscales en base a las escuelas más conflictivas en territorio bonaerense. Ahí enviarán a los ”más preparados para bancársela”, sostienen. Además, el macrismo abrió una convocatoria por Facebook para reclutar fiscales.

Desde el Frente Renovador estiman que contarán con 33.500 fiscales de mesa y 5000 fiscales generales en todo el país, más el apoyo logístico que prestarán los gremios cercanos. ”Los oficialismos suelen forzar a los empleados públicos a fiscalizar o, peor aún, obligan a personas con planes sociales”, dijo el titular del bloque massista en la Legislatura bonaerense, Jorge D’Onofrio. Y apuntó contra el macrismo: ”Es vox populi en el conurbano que Pro ofreció $ 550 pesos por el día para conseguir fiscales”.

LEÉR MÁS  Con la modificación de la ley de glaciares se favorecerá a la minería

Desde la UCR aunque confían en la arquitectura nacional de los comités y su experiencia en elecciones, enfocarán una buena parte de sus 70.000 fiscales al conurbano, donde enviarán refuerzos. La Coalición Cívica, por su parte, implementará el sistema de ”alerta temprano” con mesas testigo. De esta manera, intentarán detectar desvíos en las tendencias generales con una medición más fidedigna que los boca de urna.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here