Al túmulo donde fue incinerado el defensor del pacifismo, en el memorial delhí de Rajghat, se desplazaron el primer ministro, Manmohan Singh; la líder de la coalición gubernamental, Sonia Gandhi, y el dirigente de la oposición L.K. Advani.

Tambien acudieron varios ministros del Gabinete y algunos representantes extranjeros, como el embajador de Estados Unidos, Timothy Roemer, quien destacó la influencia ”directa y positiva” que las ideas gandhianas ha tenido en su presidente, Barack Obama.

La ceremonia contó además con la presencia de representantes de las religiones budista, bahai, cristiana, sij, zoroastriana, musulmana, hindú, judía y jainí, todas presentes en la India.

Destacó sin embargo la ausencia de la presidenta de la India, Pratibha Patil, quien se encuentra de visita en la región occidental de Gujarat (oeste), y que recordó ayer la efeméride con un comunicado dirigido a todos sus compatriotas.

”El aniversario de Gandhi es una ocasión para que todos nos reflejemos en el trabajo y la vida del padre de la nación, Mahatma Gandhi”, afirmó la dirigente, quien posee sobre todo competencias ceremoniales y simbólicas.

Mohandas Karamchand Gandhi, más conocido como ”Mahatma” (”gran alma”) Gandhi, nació el 2 de octubre de 1869 en la ciudad de Porbandar, situada en la actual región de Gujarat.

Tras unos años de educación universitaria en Inglaterra, Gandhi se estableció en Sudáfrica, donde el hecho de ser expulsado de un tren por no ser blanco le llevó a iniciar su doctrina de desobediencia civil contra el Imperio Británico.

Ya de regreso en la India, encabezó el movimiento de resistencia pacífica contra las autoridades británicas, con un mensaje de armonía entre las distintas religiones que apostaba por la diversidad del subcontinente.

Aunque tanto sus ideas económicas como su teoría social han sido criticadas en los últimos años, la figura de Gandhi sigue despertando pasiones por el apego del ”Mahatma” a la integridad moral y su defensa de la paz y la concordia en la vida pública.

La India logró su independencia en el año 1947, pero Gandhi apenas pudo disfrutarla, porque falleció asesinado apenas unos meses después por un extremista hindú.

Millones de indios todavía se refieren a él respetuosamente como ”bapu” (”padre”).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here