Cientos de miles de personas se movilizan al Parlamento, enfurecidos tras el aviso de que los manifestantes que anoche acamparon frente al Parlamento para exigir la disolución de las cámaras iban a ser desalojados por la Policía.

Otras miles de personas están tomando el centro de la ciudad en dos grandes marchas, encabezadas por sendas banderas, entre gritos de ”fuera, fuera” y recibiendo el apoyo de cientos de vecinos asomados a los balcones de sus casas.

Ayer en una nueva jornada de movilizaciones masivas, otras decenas de miles de personas marcharon por Alejandría, la segunda ciudad egipcia, mientras que las protestas afectaron por primera vez al canal de Suez, cuyos trabajadores iniciaron una huelga.

El vicepresidente egipcio, Omar Suleimán, encargado de las negociaciones con la oposición, aseguró que el Gobierno elabora una ”hoja de ruta” para un traspaso pacífico del poder con un calendario fijo, que incluye la creación de tres comités para modificar la Constitución e impulsar las reformas.

Suleimán, ex jefe de los servicios de Inteligencia y el primer vicepresidente egicpio en 30 años, aseguró además que el Gobierno no perseguirá a los manifestantes que, desde hace dos semanas, exigen el fin del régimen de Mubarak.

Durante las protestas, no siempre pacíficas, al menos murieron 302 víctimas mortales, según los datos preliminares de una investigación a cargo de la ONG Human Rights Watch.

El vicepresidente egipcio precisó que Mubarak firmó el decreto para la creación de un comité integrado por 11 magistrados y otros juristas y presidido por Sirri Mahmud Siam, que se encargará de reformular la Constitución en las próximas semanas.

De esta manera, Mubarak está cumpliendo una de la exigencias más importantes de la oposición y de los manifestantes, informó la televisión estatal egipcia.

La reforma de la Constitución busca sobre todo flexibilizar las condiciones para que un candidato pueda concurrir a las elecciones presidenciales y limitar temporalmente el mandato presidencial. Hasta ahora, Mubarak era confirmado en el poder para periodos de seis años.

El segundo comité dará seguimiento a los acuerdos logrados con la oposición como el fin de la Ley de Emergencia, vigente desde 1981.

Suleimán negoció el fin de semana con una amplia gama de grupos opositores, entre ellos la proscripta Hermandad Musulmana, con los que también acordó ampliar la libertad de información en Internet y celebrar nuevas elecciones para aquellos escaños que son objeto de disputa en el Parlamento.

En los próximos días también se creará un tercer comité para investigar los ataques lanzados el pasado miércoles por seguidores de Mubarak contra manifestantes antigubernamentales, que dejaron al menos 11 muertos.

Suleiman dijo a la televisión estatal egipcia que Mubarak también prometió no perseguir a los que protestan o restringir su libertad de movimiento ni negarles el derecho a la libertad de expresión, informó la agencia de noticias alemana DPA Según las primeras investigaciones, algunos de los supuestos defensores del régimen de Mubarak que atacaron a los manifestantes de la oposición, el miércoles, eran criminales a sueldo, a quienes se les prometieron la anulación de sus cargos si conseguían disolver las protestas Asimismo, otros supuestos defensores del régimen eran funcionarios de la seguridad vestidos de civiles, según la prensa.

Decenas de miles de personas llegaron a la plaza Tahrir (llamada Liberación), uniéndose a las personas que ya estaban allí desde hace días, llenándola completamente por tercera vez desde que comenzó la movilización el 25 de enero.

Mientras tanto, Mubarak recibió ayer al ministro del Exterior de los Emiratos Árabes Unidos, Sheij Abdullah bin Said al Nahjan, informó la emisora Al Arabiya.

Los líderes de los Estados del Golfo están en general contra una rápida dimisión de Mubarak, ya que podría desencadenar protestas de las oposición en sus propios países.

Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here