Los cambios que impactarán en el bolsillo de los argentinos en 2017

Detalles importantes que cambiarán la economía de las personas en 2017. Los argentinos se encontrarán con un conjunto de modificaciones que le traerán buenas y malas noticias, al unísono.
Según detalla el diario La Nación, desde la mejora en la remuneración que llega al bolsillo debido al aumento del mínimo no imponible, la actualización de las escalas y la posibilidad de hacer nuevas deducciones del impuesto a las ganancias sancionado por el Congreso en el epílogo de este año y la reducción de la presión fiscal sobre los monotributistas, hasta el incremento del ABL, las patentes, las naftas y el gasoil son algunas de las modificaciones que ensayará la economía del hogar en los primeros días del año.
A eso se suman otros ítems, también variados. Por ejemplo, la finalización de la segunda etapa del blanqueo, que permite pagar una multa de 15% para quien traiga los fondos antes de fines de marzo, o el futuro de Precios Cuidados, el híperpromocionado programa oficial que lanzó el kirchnerismo para contener la inflación y, pese a su fracaso en ese objetivo, despertó un gran aprecio por parte de los consumidores.
Ganancias
El año comienza con una mejora para el bolsillo. Después de la polémica de fin de año, la buena noticia para el bolsillo de los asalariados será la rebaja en el impuesto a las ganancias.
El salario más bajo alcanzado después de lareforma será de 23.185 pesos netos o 27.934 pesos brutos (para quienes no tengan familiares a cargo) y de 30.671 netos o 36.953 pesos brutos para quien esté en pareja y tenga dos hijos a cargo. Los montos se incrementan en un 22% para la región patagónica.
En tanto, los autónomos tributarán a partir de ingresos facturados por $ 8661 (solteros) y $ 16.770 (con cónyuge y dos hijos declarados a cargo).
Esos montos se elevan (al igual que en el caso de asalariados) si se aplican deducciones por diferentes gastos según lo previsto por la ley.
Blanqueo
Empieza la tercer etapa que vence en marzo. En el mismo momento en que termine 2016 vencerá la segunda etapa del blanqueo de capitales, que permite exteriorizar depósitos en el país o en el exterior y dinero en efectivo con una multa de 10 por ciento.
En tanto, a partir del 1° de enero y hasta el 31 de marzo del año próximo, la alícuota del impuesto especial será del 15 por ciento.
Para este caso, si se entregan títulos Bonar o Global 2017, la tasa se reduce del 15 al 10 por ciento. Desde el punto de vista del Gobierno, se puede convertir en una nueva ocasión para comunicar una buena noticia. Eso se debe a que el blanqueo tuvo una enorme adhesión en sus diversas etapas.
Según informaron el saliente ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay y el titular de la Afip, Alberto Abad, la denominada exteriorización de capitales lleva acumulados activos declarados por US$ 90.000 millones, algo que le aportó $ 82.000 millones al fisco (se convirtió en el aporte fundamental para acercarse a la meta de reducción del déficit fiscal para este año) y amplió la base tributaria.
Monotributo
Mejoras para quienes facturan. Junto con la modificación del impuesto a las ganancias, el Congreso modificó el régimen simplificado de la AFIP para los pequeños contribuyentes, más conocido como Monotributo. Según la nueva norma, habrá un aumento de las cuotas de 75 por ciento.
Además se aumentará en el máximo de facturación anual, un viejo reclamo de los monotributistas. En la práctica, se llevó el límite de 400.000 a 700.000 pesos anuales para quienes prestan servicios, y de 600.000 a 1,05 millones de pesos para la venta de inmuebles.
Por otra parte, la cuota mínima mensual del monotributo aumentará de 39 a 68 pesos, mientras que la máxima pasará de 2700 a 4725 pesos al mes.
A esos montos, se le sumará cada mes los $ 157 correspondientes a aportes del Sistema Previsional (SIPA) y los $ 419 de obra social.
Prepagas
Con respecto a los servicios médicos, el Gobierno autorizó anteayer un aumento de 6% en las cuotas de la medicina prepaga que regirá a partir de febrero. Según los incrementos de este año, 2016 terminó con un ajuste total en las cuotas de 43,5 por ciento.
Alquileres
Se necesitará factura para las deducciones. Uno de los grandes cambios del nuevo impuesto a las Ganancias es que permite deducir alquileres para pagar menos.
Según la norma, se puede deducir hasta el 40% de las erogaciones pagadas por el contribuyente, con un tope de $ 4330 mensuales para una eventual deducción.
Para obtener ese beneficio, quienes alquilen deberán contar con un comprobante de pago en blanco, algo poco habitual en ese mercado. De manera que quien firme el año próximo deberá tomar ese recaudo, ya sea inquilino o propietario.
ABL y patentes
El mayor aumento en los últimos cinco años. Desde el primer día del nuevo año aumentará 30% en promedio la tasa de Alumbrado, Barrido y Limpieza (ABL) que cobra el gobierno de la ciudad de Buenos Aires, y alcanzará hasta el 38% en los casos más altos. Es del ajuste más importante de los últimos cinco años.
Además, las patentes sufrirán aumentos del 17 por ciento. Según el Ministerio de Hacienda porteño, más de la mitad del padrón de 1.800.000 partidas aumentará como máximo $ 62 por mes, en promedio, mientras que un 8,5% (160.000 partidas) del total continúa exento para jubilados y personas con discapacidad.
Las suban se repartirán de la siguiente manera entre los contribuyentes: un 13,5% de las partidas inmobiliarias aumentará menos del 20%; un 27% subirá entre un 20% y un 30%; un 23% tendrá un alza de entre un 30 y un 37%, y un 28%, aumentará hasta 38 por ciento.
Precios Cuidados
El 6 de enero termina el programa que lanzó el kirchnerismo cuando Axel Kicillof era ministro de Economía y Augusto Costa, secretario de Comercio. Se trató de una de las apuestas de la gestión anterior para contener la inflación.
Aunque no logró ese objetivo, la iniciativa tuvo gran aceptación por parte de los consumidores. Es por eso que el Ministerio de Producción, a cargo de Francisco Cabrera, trabaja para extenderlo. Si se concreta, la nueva versión de Precios Cuidados llegará con aumentos.
Algunos supermercados sostienen que varias compañías mandaron nuevas listas de precios con aumentos para anticiparse a los que regirán después de Reyes.
Combustibles
Aumentarán en la primera quincena del mes próximo. Según las estimaciones que manejan las empresas, las subas, que rondarán el 8%, podrían aplicarse entre el 7 y el 9 de enero. De esa manera, la nafta súper de YPF en la ciudad de Buenos Aires se encarecerá $ 1,36 y llegará hasta los $ 18,44.
Las compañías petroleras y el Gobierno negocian un plan de revisión periódica de los precios cada tres meses. La nueva fórmula, a la que se llegará de común acuerdo, considerará varios ítems, como la evolución del precio del petróleo, el tipo de cambio y el valor de los biocombustibles.
Petróleo
Si las discusiones continúan por el mismo camino que transitaron en las últimas semanas del año, el año próximo será marcado en el calendario como el período en que los precios locales del petróleo se alinearán de nuevo con los internacionales, algo que no ocurre desde la crisis de 2001.
Eso tendrá efectos sobre los consumidores, que notarán vaivenes en los valores de los combustibles, al alza o a la baja, según la cotización del petróleo en el mundo y la marcha del tipo de cambio.
Otros servicios
Aunque se estima que la inflación del año próximo será sustancialmente menor que la de este año (las consultoras privadas la sitúan en torno al 22%, contra más de 40% de este año) es probable que diversos servicios no regulados en términos de precios y relacionados con la clase media apliquen aumentos en los primeros días de enero que tuvieron postegardos en diciembre. Es el caso de los garajes y los seguros de diverso tipo.
Se estima que desde el año próximo los alquileres aumentarán en torno al 25% en la ciudad y en la provincia de Buenos Aires, de manera que quien renegocie sus contratos en los primeros meses del año tendrá que hacer frente a ese incremento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here