Una acalorada reunión en comisión sirvió ayer como anticipo de la sesión de hoy en Diputados

La radical Karina Banfi forcejeaba con el Frente de Izquierda (FIT), los acusaba de proteger a Julio De Vido , cuando de pronto intervino el kirchnerista Rodolfo Tailhade: “¡Tu presidente asumió procesado, Banfi!”, le gritó desde lejos.

Ella hizo de cuenta que no lo escuchaba, él insistió. Entonces la diputada también gritó: “Vamos a echar a De Vido, a Tailhade y a todos los corruptos que se esconden en el Congreso”.

La reunión de la Comisión de Asuntos Constitucionales resultó ayer un anticipo de lo que será hoy, desde las 11, la sesión de la Cámara de Diputados para tratar la expulsión de De Vido, quien no apareció para hacer su descargo, aunque había sido convocado. Tampoco se sabe si hoy estará presente.

LEÉR MÁS  Partió el Skandi Patagonia, la gran esperanza para encontrar el ARA San Juan

El oficialismo emitió un dictamen de mayoría, en un encuentro agitado de principio a fin. Sin los dos tercios necesarios para avanzar con la remoción, Cambiemos acusó a los bloques que no acompañan la propuesta de ser cómplices de la corrupción kirchnerista.

Los dardos apuntaron en especial a los diputados del FIT, que ratificó que no va a convalidar la expulsión. Sus integrantes reclamaron el avance de las causas judiciales contra el ex funcionario, pero advirtieron que la remoción puede generar un antecedente “peligroso”.

Como también adelantaron su voto negativo el Frente para la Victoria (FPV) y el Movimiento Evita, el oficialismo se resigna a perder la votación y, en plena campaña electoral, se dispone a trazar una suerte de “frontera moral” entre los que rechazan la corrupción y los que al menos la toleran, según la caracterización de Cambiemos.

LEÉR MÁS  “Lo más grave es enviar a un submarino en esas condiciones a una misión secreta”

De la reunión de comisión surgieron cuatro dictámenes. Además del de mayoría, hubo tres de minoría: uno del Frente Renovador, que además de promover la exclusión propone la supresión de los fueros de arresto de todos los diputados; uno del FPV, y otro del Evita, los dos últimos de rechazo de la expulsión.

En la práctica, sólo se va a discutir el dictamen de mayoría, que plantea la exclusión por el artículo 66 de la Constitución.

Además del oficialismo y de sus habituales aliados, votan a favor el interbloque massista, el Bloque Justicialista y el Frente Amplio Progresista (FAP). En total se reunirán entre 150 y 160 votos.

Esa cifra no alcanzaría, dado que, además de la abstención de la izquierda, anunciaron su rechazo el FPV, el Movimiento Evita, el Frente Cívico por Santiago, el Frente por la Concordia Misionero y Compromiso Federal, que responde a Alberto Rodríguez Saá. Para que se imponga la remoción, debería haber más de 18 ausencias entre las fuerzas que la rechazan.

LEÉR MÁS  Hermana de un tripulante: “No los dejen morir”

Elisa Carrió tuvo ayer un breve paso por la Comisión de Asuntos Constitucionales. Se fue en medio de una pelea con el FIT, que ratificó que no va a aprobar la expulsión de De Vido.

“El voto más conservador de la Argentina es el de la izquierda. Funcional a la impunidad siempre”, sentenció más tarde la diputada en Twitter. Antes de que dejara la reunión, Pablo López (PO) le había reclamado a Carrió que dijera qué funcionarios del gobierno actual protegían a De Vido, como ella había denunciado semanas atrás. “Ella también está encubriendo”, la acusó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here