En las últimas semanas, da la impresión que varios actores políticos, sociales y económicos se han dado cuenta que la pobreza en nuestro país es grave. Pareciera que, de golpe, ésto es ‘escandaloso’ ya que ahora lo dice la Iglesia, la Sociedad Rural y los medios de comunicación.

Cuando los movimientos sociales plantean el tema, sin embargo, aparece como si fuera otra pobreza, de menor importancia.

Sin embargo, esa es la pobreza real. La que sigue enfermando, marginando, excluyendo y hasta matando a miles de argentinos y argentinas.

La semana pasada, nos visitó en Mendoza el Obispo Casaretto y para tal evento el gobierno provincial le armó un evento donde supuestos ‘especialistas’ en pobreza debatieron entre canapés sobre lo duro de la pobreza. Allí estuvieron jueces, funcionarios, empresarios, filántropos, religiosos y algunos periodistas. Pobres: ninguno. Movimientos sociales: ninguno. Maestras o enfermeras de los barrios: ninguna.

LEÉR MÁS  Bullrich habló sobre el caso Maldonado y desmintió que la Gendarmería lo haya secuestrado y torturado

Este coro de notables se rasgó las vestiduras acerca de como impacta la pobreza en nuestro país sin decir una palabra de como impacta la distribución de la riqueza en nuestro país. Y eso es lo escandaloso.

Porque cuando Biolcatti pide el fin de las retenciones, se olvida que eso implica no solo desfinanciar al Estado, sino el aumento generalizado de los precios de los alimentos. Cuando el Papa se acuerda de la pobreza en Argentina, se olvida que los empresarios rurales tienen en negro al 80% de sus trabajadores y que hasta explotan niños para producir riquezas. O cuando el gobierno nacional dice lo que hizo desde el 2003 a la fecha, no recuerda que crecimos a tasas chinas durante 6 años pero la distribución de la riqueza sigue siendo horrible.

LEÉR MÁS  La “pileta de Larreta” costó $39 millones y ya está despintada

No es hora de hipócritas declaraciones de quienes, no impulsando la distribución de la riqueza son generadores de pobreza.

Necesitamos una asignación familiar universal por hijo/a, sean sus padres trabajadores registrados o no, para que todos los hogares de nuestra Patria tengan alimentación asegurada. No hay nada que sea más prioritario hoy en Argentina.

Pero para hacerlo, hay que destinar recursos. Y los recursos están, precisamente, en el lugar donde todos éstos opinólogos del poder deciden no mirar: en las rentas extraordinarias.

LEÉR MÁS  Buscan cambiar la ley de glaciares para impulsar la minería

Por eso nuestro Movimiento ha presentado a traves de sus diputadas nacionales el proyecto de gravar la renta financiera, inexplicablemente exenta, y con eso obtener los fondos necesarios. Pero además, debemos discutir que hacer con las empresas privatizadas y sobre todo con el gas y el petróleo. La renta de esas empresas es la que debe generar los ingresos que permitan lograr un país más justo y equitativo.

El satanizado por los grupos de poder, Hugo Chavez, dijo ”para terminar con la pobreza hay que darle poder a los pobres”. Nada más lejos de la reunión con Casaretto que se hizo en Mendoza.

 

Ernesto Mancinelli

Movimiento Libres del Sur Mendoza

0261-154661023

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here