El Gobierno comenzó a hablar de la segunda mitad de 2016 a poco tiempo de llegar a la Casa Rosada. El presidente Mauricio Macri le prendió todas las velas cuando, a fines de marzo, aseguró que la inflación bajaría ”drásticamente” entre julio y diciembre. Muchos funcionarios hicieron fila detrás de ese discurso, y promesa tras promesa, así nació el famoso segundo semestre.

A dos días de que finalmente comience, ¿qué se espera en los próximos seis meses? Más allá de una menor suba de precios, la proyección es que la economía crecerá más (aunque finalizará el año con caída), que llegarán más inversiones y que algunos sectores como la construcción comenzarán a dinamizar el empleo.

Con todo, las proyecciones que hacen las compañías son claves para definir cómo ven la economía argentina a la hora de contratar empleados.

Y hacia adelante, el panorama es positivo: siete de cada 10 empresarios creen que la situación económica será mejor durante el segundo semestre, según una encuesta de Expectativas entre 182 directores o dueños realizada por la consultora D´Alessio IROL para el Instituto de Desarrollo Empresario (IDEA).  Más específicamente, un 21% consideró que será ”mucho mejor”y un 49% ”moderadamente mejor”.

LEÉR MÁS  Procesaron a un científico del Conicet por el diseño del inventario de glaciares

”Hay una estampida de optimismo. Para encontrar un nivel tan alto, hay que remontarse a principios de 2003. Las proyecciones de que la economía mejorará son las que prevalecen, y eso da un indicio de las decisiones que tomarán las compañías a partir de julio”, aseguró Eduardo D’Alessio, titular de la consultora, durante la presentación del estudio.

El sector de servicios resultó ser el más optimista, mientras que los industriales son más conservadores. Es que la producción industrial retrocedió un 3,6% en mayo y no se prevé un cambio en el corto plazo.

De inversiones y empleo

La encuesta anterior se había hecho en octubre del año pasado, cuando aún no se sabía quién era el presidente. Los cambios en las proyecciones de inversión desde esa fecha hasta hoy son evidentes. El 65% de los empresarios aseguró que las inversiones dentro de la propia compañía aumentarán dentro de los próximos 12 meses, mientras que ese aspecto llegaba al 41% hace ocho meses.

LEÉR MÁS  Dujovne ya le puso techo a la paritaria 2018: "debería ser 16,6%"

Los planes de inversión vuelven a los niveles de hace cuatro años, en torno al 13% sobre la facturación promedio de las empresas.

    Si bien hay optimismo entre las empresas, la economía recién se empezará a recuperar desde octubre de 2016

Casi un 70% de los encuestados estimó que de hoy a un año sus ventas aumentarán, y cinco de cada 10 proyectan algún tipo de incremento de empleados en su planta. En este último aspecto son más conservadores, ya que el 43% dijo que el empleo aumentará moderadamente, mientras que un 7% apostó que el empleo ”aumentará significativamente”.

Los números que hablan

Pero más allá de las previsiones, ¿qué dicen los números de la economía? Dante Sica, ex secretario de Industria y director de la consultora Abeceb, dejó en claro que lo que piensan los empresarios está en sintonía con la percepción de los consumidores. ”Ellos dicen hoy estoy mal, pero mañana estaré bien. El consumidor está asumiendo el costo”, dijo.

LEÉR MÁS  Mendoza y La Pampa definieron técnicas de trabajo por el Atuel

Aunque el Gobierno puso su mirada en el segundo semestre, Sica aseguró que la mejora se empezará a ver con más fuerza entre octubre y diciembre. ”La economía seguirá parada en el tercer trimestre del año, pero el cuarto habrá una tenue mejora. Ya hay más pedidos de cotización de hierro, de cemento. La construcción se empieza a mover”, ejemplificó.

El economista estimó que repuntará el consumo interno con una ayuda debido al pago de sentencias a jubilados por unos $20.000 millones entre junio y diciembre. ”La confianza del consumidor se deterioró, pero se empieza a recuperar después del aumento de tarifas”, agregó Sica.

Con todo, el economista definió que en estos meses recién ”asomarán los brotes verdes” en el suelo económico argentino. Aumentará el gasto público con obras, habrá ingreso de dólares por el blanqueo, un tipo de cambio planchado, un impasse tarifario y una inflación cayendo a un ritmo de 2 % y luego 1,5% por mes hacia fin de año.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here