Dos altas fuentes del gobierno dijeron a Télam que Argentina “tuvo un gran protagonismo” en la decisión adoptada para que el G-20 tenga a partir de ahora mayor poder de decisión a nivel mundial.

 

De esta forma, primó entre los líderes mundiales el criterio que impulsaba Argentina y otros países emergentes y en vías de desarrollo, por sobre el criterio de algunas potenciales centrales que pretendían que el G-8 siguiera siendo el ámbito de referencia en la discusión mundial en materia económica.

LEÉR MÁS  “Si el Justicialismo no se une, estaré en un monobloque”

 

Durante la cumbre de Pittsburg, Argentina reiteró su posición para que haya “reglas claras para todos los países, tanto los desarrollados como aquellos en vías de desarrollo”, agregaron las mismas fuentes.

 

La Casa Blanca indicó en un comunicado que “se incorpora a las negociaciones a los países necesarios para crear una economía más fuerte y más equilibrada, reformar el sistema financiero y mejorar las vidas de los países más pobres”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here