Según indicó ese medio qatarí citado por la agencia de noticias DPA, el edificio central del gobierno de Libia en Trípoli está en llamas, al igual que varias estaciones de policía en la capital.

Las protestas contra el régimen de Kaddafi, violentamente reprimidas por el Ejército, ya cumplen una semana y hasta el momento dejaron más de 200 muertos, según cifras extraoficiales.

En tanto, Saif al Islam Kaddafi, hijo del mandatario libio que hace 42 años está en el poder, adelantó que el Congreso General del Pueblo, institución equivalente al Parlamento, se reunirá hoy para discutir una ”clara agenda de reformas” en el país.

LEÉR MÁS  El ejecutivo nacional eliminará 600 nombramientos políticos

”Tenemos dos opciones: o actuamos todos unidos para aprovechar esta oportunidad de introducir reformas o nos hundimos en el caos”, dijo en un discurso transmitido por la televisión estatal y recogido por la cadena Al Jazeera, consignó Europa Press.

Además, advirtió sobre un ”complot internacional” para derrocar a su padre y que las revueltas antigubernamentales están orquestadas por ”organizaciones islámicas” cuyo objetivo es dividir el país en un grupo de pequeños estados regidos por la sharia (ley sagrada de los musulmanes), así como por diversos grupos económicos y por los líderes tribales del este.

LEÉR MÁS  El gobierno provincial ultima detalles para reglamentar el uso del fracking

”Libia corre el riego de entrar en una guerra civil”, afirmó Saif el Islam.

No obstante, advirtió que su padre ”no es (Hosni) Mubarak ni (Zine al Abidine) Ben Alí”, en referencia a los ex presidentes de Egipto y Túnez, respectivamente, que fueron derrocados por las revueltas populares.

De esta forma, desmintió que el mandatario libio haya abandonado el país, como apuntaban algunas informaciones que ya lo daban exiliado en Venezuela. ”Muammar Kaddafi está en Trípoli y dirige la batalla”, aseguró.

LEÉR MÁS  El gobierno provincial ultima detalles para reglamentar el uso del fracking

En este contexto, el joven señaló que las fuerzas de seguridad seguirán desempeñando su papel, especialmente el Ejército, al que definió como ”una de las instituciones más fieles al régimen”.

Por otra parte, rechazó las cifras de víctimas ofrecidas por las organizaciones humanitarias y consideró una ”exageración” hablar de ”cientos” de muertos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here