Las próximas 48 horas serán clave para establecer si la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil y Comercial Federal decide preparar el terreno para otorgar una nueva medida cautelar que beneficie al Grupo Clarín en el planteo de inconstitucionalidad de la Ley de Medios. En primer lugar, hoy, la Cámara tiene previsto reunirse para definir la integración de los camaristas que deberán decidir sobre la recusación en el caso de uno de sus pares, Francisco de las Carreras. El juez, denunciado por haber viajado en mayo pasado con todos los gastos pagos por el multimedios a una cumbre en Miami, pidió el viernes pasado que se rechace in limine –es decir, sin más trámite– el pedido de apartamiento. En tanto, la Comisión de Disciplina y Acusación del Consejo de la Magistratura abrirá un expediente para investigar cómo es que De las Carreras viajó durante 15 días a Estados Unidos y si, efectivamente, quien financió ese viaje es justamente una de las partes interesadas en el fallo que está a despacho de la Sala I que él preside.

Fuentes judiciales definieron la posibilidad de una nueva cautelar –no de una ”ampliación” de la que ya está vigente– como un ”alzamiento contra la Corte”, que estableció el 7 de diciembre como límite para la adecuación plena a la Ley de Medios.
Según las mismas fuentes, De la Carreras tenía intenciones de promover mañana una nueva cautelar que ya tenía en estudio, para que beneficie a Clarín, como forma de intentar sortear la fecha del 7 de diciembre que la Corte fijó como tope para la decisión del juez jubilado Edmundo Carbone. En rigor, no sería una extensión, pero sus efectos prácticos serían los mismos con el argumento de que la justicia en primera instancia no falló a favor de la constitucionalidad de la Ley de Medios. De las Carreras ya falló en dos oportunidades a favor de Clarín, con la confirmación de una cautelar y en otra oportunidad dándole vigencia hasta diciembre de 2013, hecho que fue corregido por la Corte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here