Infobae indica que,  esa parece ser la premisa de la Coalición Cívica, lejos ahora de la figura dominante de Elisa Carrió, y en el camino de construir un nuevo perfil, más cercano al progresismo frentista que al aislacionismo que pregonó en los últimos años.

Y en ese camino, el viernes habrá un encuentro con un fuerte valor simbólico. Encabezado por el nuevo referente de la fuerza, Adrián Pérez, habrá un congreso, del que no participará Carrió, pero sí lo harán como invitados tres dirigentes de peso en el arco político menos conservador: Hermes Binner, líder del Frente Amplio Progresista; Mario Barletta, titular de la UCR; y Fernando ”Pino” Solanas, referente de Proyecto Sur.

LEÉR MÁS  CFK recusó al juez y al fiscal en la causa de los cuadernos

Desde que fue designado como secretario general de la Coalición Cívica, Pérez reiteró en varias oportunidades su intención de acercarse a fuerzas más afines desde lo ideológico, y de las que se alejaron tras el giro ”a la derecha” de Carrió.

La dura derrota electoral de octubre obligó a los cívicos a replantearse el camino, ante el riesgo concreto de desaparecer como fuerza. Y en ese camino, posibles alianzas con los dirigentes que participarán del Congreso del viernes aparecen en el horizonte.

LEÉR MÁS  No hay excarcelación para Amado Boudou

”Tenemos vocación de diálogo con estas fuerzas. Si bien nuestro eje programático no está en discusión, queremos evitar la fragmentación que se dio en 2011”, expresó Pérez en declaraciones al diario El Cronista.

De todas formas, la idea de un frente no es una postura unánime dentro de la Coalición Cívica. En el Congreso del viernes se esperan voces disonantes, como la de la diputada Alicia Terada, cercana a Carrió, que rechaza el acercamiento a partidos que han apoyado iniciativas del Gobierno, como la expropiación de YPF.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here