Lázaro Báez volvió a declarar ante el juez Sebastián Casanello en la causa en la que se lo investiga por supuesto lavado de activos con dólares provenientes de la obra pública, y por la cuál está detenido. Presentó un escrito en el que señaló a Ángelo Calcaterra, primo de Mauricio Macri, cómo su socio en la licitación de obra pública por la cual recibió dinero de la financiera Helvetic, más conocida cómo ”La Rosadita”.

LEÉR MÁS  Macri: "Hoy el mundo reconoce que estamos haciendo las cosas bien"

Báez solicitó que se haga una pericia sobre los videos en los que aparece su hijo Martín y otras personas contando millones de dólares, que se cite a declarar como testigos a empresarios, cómo  Calcaterra, que participaron de una licitación de las represas de Santa Cruz en la que usó el dinero por el que lo están acusando, y que se complete la pericia contable sobre su patrimonio.

LEÉR MÁS  “Vienen dos o tres meses difíciles”

Sobre la financiera Helvetic explicó que ”la prueba rendida en el expediente” no demuestra que ni él ni su hijo son, o hayan sido ”accionistas, ni directores, ni apoderados, ni representantes, ni empleados, ni nada que se le parezca, de dicha sociedad”. ”Tal como vengo sosteniendo, disponer de un importante patrimonio no guarda ninguna relación lógica ni de ninguna otra clase con realizar operaciones de lavado de dinero”, enfatizó.

LEÉR MÁS  El PJ mendocino sufre una nueva fractura

El santacruceño pidió su sobreseímineto y evauló las declaraciones del arrepetnido Leonardo Fariña, por las cuáles ordenaron allanamientos en sus propiedades, cómo ”fantasiosas”. ”Se da respuesta a una exigencia mediática de castigo cuya virulencia parecería legitimar el conjunto de medidas infundadas que lastiman los derechos y garantías constitucionales más básicos, como la libertad, el patrimonio, la propiedad, el debido proceso y la inocencia”, sentenció.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here