– Julio Cobos fue perdonado: En la anterior elección el electorado mendocino no aprobó la fuga de Julio Cobos hacia filas Kirchneristas, pero luego, voto No positivo mediante, lo perdonó a tal punto que hizo la vista gorda de las idas y venidas del Cleto.

– Celso Jaque sigue castigado: En los últimos días el Celso había manifestado que la ciudadanía había perdonado su promesa no cumplida en cuanto a la seguridad. El resultado de la elección demostró lo contrario.

– A Omar DeMarchi y el Partido demócrata no lo reconoce como alternativa, lejos esta de la perfomance lograda por Carlos Balter. Poco le valió la estrategia de pegarse a Macri e inclusive el cambio de colores.

– Al igual que al PD, los partidos ”chicos” siguen sin conquistar a los mendocinos, solamente tienen una excusa válida: económicamente están muy lejos de competir en el ”mercado electoral”
De estas afirmaciones que se manifestaron claramente se desprenden una serie de preguntas necesarias para el análisis:

¿Qué es lo que falló: la comunicación o la gestión?

Este lunes a la noche se reunieron en Casa de Gobierno los referentes de los distintos departamentos para evaluar el resultado de la elección, y entre las preguntas que giraron se introdujeron estas.

Si uno se remite a la opinión de funcionarios de comunas gobernadas por el PJ, puede comprobar las fisuras que existen entre el gabinete provincial y los funcionarios municipales. Frases como ”son unos soberbios”, ”no entienden nada, recién llegan y se creen que se las saben todas” son algunas de las que se repiten a diario.

Celso Jaque llegó a la gobernación con promesas importantes para la población y con buena imagen, lo que no pudo ingresar al gobierno, fue un gabinete que estuviera a la altura de las circunstancias, ya que los sondeos indican no solo una muy mala imagen de parte del gobernador, sino que ninguno de sus ministros sobresale, a un año y medio de gestión.

Algunos militantes del justicialismo creen que esta derrota ”es saludable” para el gobierno y la provincia, ya que Jaque tiene la oportunidad de hacer cambios de fondo, e intentar darle un nuevo rumbo a su gestión, que claro está, de seguir por el mismo camino, tiene un final anunciado.

¿Alcanza con buena imagen y consenso?

Julio Cobos a logrado buena imagen de tipo consensuador, pero alcanza eso para gobernar un país como el nuestro. Rotundamente NO, la historia del país nos muestra múltiples casos de dirigentes con el perfil de Cobos que fracasaron rotundamente. El último ejemplo fue el de Dela Rua.

Julio Cobos a logrado algo similar una imagen personal alta capaz de aglutinar a radicales y algunos sectores moderados, como el socialismo: DeLaRua, con perfil similar logro la unidad de radicales y el FREPASO. En ambos casos estamos hablando de fuerzas territorialmente y estructuralmente débiles.
Si Cobos no logra conformar estructuras mas homogéneas en pensamiento y acción puede recorrer el mismo camino que sus antecesores correligionarios.

¿Provinciales o nacionales?

El Partido Demócrata se encuentra inmerso desde hace un largo tiempo en una discusión que no logra saldar y es, si debe ser un partido provincial o debe alinearse detrás de algún proyecto nacional.

Lo que sucede es que cuando logra construir alguna estructura interesante, se ve avasallado por el ”Efecto arrastre” de los candidatos a nivel nacional, el mejor ejemplo de los últimos años fue cuando Balter se aprestaba a ganar la provincia y el ”Efecto Delarrua” ubicó a Iglesias en el sillón de San Martín.

El pueblo nunca se equivoca

Hace algunos años Juan D. Perón acuñó una frase que los soberbios no supieron interpretar y los prepotentes derribaron a balazos: ”El pueblo nunca se equivoca”, lo cual es una gran verdad. Los que se equivocan son los dirigentes.

Por tal motivo, si Jaque no genera los cambios necesarios y baja el nivel de soberbia de su gabinete esta condenado a ser el peor gobernador de la ultima etapa democrática, si Cobos no aprende de la historia de su partido y el país, creyendo que con su imagen alcanza competirá en el rubro con Dela Rua, mientras que los Demócratas deberían definir la estrategia que pueda seducir a los mendocinos, caso contrario seguirán en un cómodo tercer lugar.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here