La denuncia por las operaciones con dólar futuro realizadas por el Banco Central fue denunciada por dos integrantes de Cambiemos, Federico Pinedo y Mario Negri, y contó con los testimonios de dos encumbrados funcionarios de la administración nacional: el ahora ministro de Economía, Alfonso Prat-Gay y el actual presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger. Por esa denuncia se abrió una causa en la que el juez Cluadio Bonadio citó a indagatoria a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.
Sin embargo, un importante grupo de personas cercanas al presidente Mauricio Macri aprovechó la herramienta de la administración de Alejandro Vanoli y realizó operaciones por decenas de millones de dólares. La lista, revelada ayer por el portal El Destape y el programa Economía Política de C5N, dejó expuestos a funcionarios nacionales como Mario Quintana, dirigentes del PRO como José Torello y empresarios de extrema confianza del mandatario como Nicolás Caputo. También la familia Macri hizo operaciones con dólar futuro, a través de Socma.
La empresa Caputo S.A. compró en el Mercado a Término de Rosario 3,56 millones de dólares entre el 8 y el 27 de octubre de 2016. Caputo es un hombre de estrecha confianza de Macri -no solo fue el testigo de su casamiento sino que participa de las reuniones del Presidente con el jefe de Gabinete, Marcos Peña- y sus empresas  tienen contratos multimillonarios con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y el Estado nacional.

La empresa Caputo S.A. compró 3,56 millones de dólares en octubre de 2016.

La familia Macri, mediante la empresa Socma-Chery, compró 8 millones de dólares a precio futuro, que pocos meses más tarde se multiplicó por la devaluación y la decisión del presidente del Banco Central, el procesado Alfredo Sturzenegger, de pagar a pesar de haber sido su partido el iniciador de la causa, justamente, porque se presuponía que comprometería al futuro gobierno.
Entre los funcionarios que aparecen en la lista de compradores de dólar a futuro figura también el jefe de asesores del Presidente y apoderado del PRO a nivel nacional, José María Torello, que el 27 de octubre Torello compró 800 mil dólares en contratos de dólar futuro, que fueron cobrados en febrero.
También el secretario de Coordinación Interministerial y ex CEO de la cadena de farmacias Farmacity, Mario Quintana, uno de los ilustres negociadores del pago a los fondos buitre, compró casi un millón y medio de dólares a mediados de septiembre pasado, a través de su fondo Pegasus.

La empresa Socma-Chery, del grupo Macri, compró 8 millones de dólares a precio futuro.

Otro que vio una oportunidad en este mercado fue el ex CEO de la empresa LAN y hoy secretario de Coordinación de Políticas Públicas, Gustavo Lopetegui, que el 23 y el 26 de octubre compró y vendió 310 contratos, que representan 310 mil dólares.
También hubo empresas mediáticas que aprovecharon el dólar futuro de Vanoli y la devaluación de Prat-Gay y Sturzenegger:  el diario La Nación compró 4 millones de dólares y la empresa de televisión por cable del Grupo Clarín, Cablevisión, adquirió 11 millones de dólares que luego se multiplicaron.
LEÉR MÁS  Una encuesta ubica a Cornejo con más del 70% de imagen positiva

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here