Las elecciones previas marcan una fuerte paridad con vistas a octubre

Por Fabián G. Tigur

Mendoza, Salta, Chaco, Rio Negro, Santa Fé, Capital, Tierra del Fuego fueron algunos de los adelantos de lo que definitivamente será ”la final” en octubre. Sabido es por todos, o por lo menos por la mayoría que la elección definitoria será en octubre. Dicho popularmente ”el queso se corta en las elecciones presidenciales”.

Existen diferentes encuestas, pero lo cierto es que la mayor encuesta son las elecciones previas y las mismas muestran una fuerte paridad entre el oficialismo y la Alianza opositora. Seguramente en octubre la diferencia entre ambas fuerzas no será mayor al 5%.

El mapa electoral es claro, si observamos el norte y el sur argentino, el electorado le favorece al oficialismo, pero cuando nos situamos en el centro del país la realidad es más permeable a la alianza opositora. Quizás la definición de la elección esté posada sobre el mayor distrito electoral, ósea la provincia de Buenos Aires.

LEÉR MÁS  "El agua es un bien escaso y se usa mal"

Lo cierto es que esta nueva contienda marca una fuerte diferencia con la de 2011, donde Cristina le sacó más de 40% al segundo Hermes Binner. En esta ocasión la oposición supo armar una estrategia mejor que fue sumar todas las voluntades en una Alianza para derrotar al oficialismo.

Parece mentira, pero luego de 12 años una nueva Alianza opositora puede volver a gobernar el país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here