La ”denuncia” de último momento apareció en la noche del martes por la pantalla del 13, donde de pronto apareció un circunspecto Jorge Lanata para dar un imperdible ”último momento”: fotos de bolsas de residuos en las cuales Lázaro Báez, el actual blanco del periodista y su aliada Elisa Carrió, presuntamente traslada ”dinero, armas y documentos” a una nueva locación, después de que el empresario ”desmantelara” la bóveda de su casa en Río Gallegos.

LEÉR MÁS  Desde el oficialismo piden renuncia de Valentín Díaz Gilligan

Como anécdota, Lanata añadió que ”las pruebas” –textual– fueron llevadas a otra propiedad perteneciente a Báez en la mencionada provincia, una chacra donde ”cada tanto, iba a dormir Néstor Kirchner”, aunque no pudo precisar si la siesta o de noche…

Otro ”documento” imperdible de Lanata, fue la presentación del dibujo a mano –que él llamó ”plano”– de la bóveda que, según el periodista, Báez tendría en su casa y que habría sido desmantelada ”inmediatamente después” del programa Periodismo Para Todos, cuando se hicieron las ya famosas y farandulescas ”cámaras ocultas”; a ello sumó fotos de estanterías.

LEÉR MÁS  Una multitud reclamó la despenalización del aborto

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here