La UIA pide que se discuta la política económica e impositiva

«Es importantísima la invitación al acuerdo social, que no es meramente un acuerdo de precios y salarios. Se trata de tener un diálogo que construya un acuerdo político y, detrás de ello, un acuerdo económico y social», dijo uno de los vicepresidentes de la Unión Industrial Argentina (UIA), Daniel Funes de Rioja.

Tanto la UIA como otras cámaras empresarias y entidades sindicales están comenzando a tener contactos con los equipos de Alberto Fernández para trabajar en el boceto de acuerdo social. El capítulo de precios incluiría un reforzamiento del programa de Precios Cuidados y la continuidad de la rebaja del IVA, pero sólo sobre sectores beneficiarios de programas sociales. En tanto, hay grandes empresas que aumentan precios para generar un colchón ante la posibilidad de un congelamiento en el marco del acuerdo.

LEÉR MÁS  El joven de Godoy Cruz, Juan Pablo Bonfanti ganó el Panamericano de ciclismo de montaña

«Los empresarios están dispuestos a discutir todas las cuestiones para lograr un acuerdo. Pero si se frizan los precios y se aumentan los salarios no se resuelve el problema. La política fiscal debe cambiar, porque los alimentos tienen un 40 por ciento de impuestos y las bebidas, un 50 por ciento. Eso queremos discutir», dijo Funes de Rioja. También pidió analizar cómo «incrementar la productividad y las exportaciones».

En relación al fortalecimiento de las restricciones cambiarias, el titular de la Copal y dirigente de la UIA consideró que «en un momento de crisis hay que cuidar las divisas, aunque estamos preparando sugerencias e inquietudes por el tema del cepo». El empresario desligó a la industria de la responsabilidad por la inflación y se le endilgó a «las políticas macro». «Las devaluaciones generan un efecto arrastre en los precios. Los insumos y las materias primas hacen que los productos tengan costos en dólares. Una devaluación intenta atenuar el problema de los costos pero frena el consumo», agregó.

LEÉR MÁS  "En Bolivia ha habido un golpe racista y fascista" dice Adriana Guzmán

La UIA elaboró semanas atrás un programa industrial que incluye recorte de impuestos, nuevas líneas de financiamiento y la necesidad de discutir convenios laborales. Por ahora, el principal interlocutor entre la central fabril y el presidente electo es el economista Matías Kulfas. En la reunión de comité ejecutivo del lunes, los popes de la UIA hicieron hincapié en la idea de exigir una mejora de la situación del financiamiento para la producción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here