El magro resultado electoral obtenido por Alfonsín, quien no pudo retener el segundo lugar que había obtenido en las primarias de agosto, representó un duro golpe para el centenario partido que no logró pararse como la principal fuerza alternativa al kirchnerismo.

 

Alfonsín se ubicó en el tercer puesto con el 11,1% de los votos (casi dos puntos menos de lo que obtuvo en las primarias del 14 de agosto), detrás de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y del candidato del FAP, Hermes Binner.

 

Por otra parte, el radicalismo no pudo imponerse en ninguna de las nueve provincias que elegían gobernador, incluso en aquellas que parecían tener altas posibilidades como Mendoza, Santa Cruz o La Pampa.

 

En ese panorama, al menos en los próximos años, el peso territorial del radicalismo estará centrado exclusivamente en las intendencias.

 

El dato positivo para este partido fue que la UCR logró mantener su posición de segunda fuerza parlamentaria: en la Cámara baja mantendrá su actual conformación de 42 miembros, mientras que en el Senado, junto a sus aliados, tendrá 19 bancas.

LEÉR MÁS  Jueces y los abogados con más poder

 

Pasados los comicios generales, en los que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner logró la reelección con un histórico casi 54% de los votos, la UCR se encamina a sumergirse en la disputa interna por el control del Comité Nacional, hoy en manos del senador Ernesto Sanz.

 

Sanz culmina su mandato en diciembre próximo, pero, según aseguraron fuentes cercanas al senador a Télam, no estaría interesado en renovar su mandato.

 

La puja estará protagonizada por los distintos sectores internos representados por Alfonsin, y sus ex adversarios internos en la pelea por la candidatura presidencial, Sanz y el vicepresidente Julio Cobos, aunque también tallarán los vinculados con históricos dirigentes, Leopoldo Moreau y Federico Storani.

 

Con todo, fuentes partidarias, aseguraron que la elección del próximo titular del partido podría postergarse hasta febrero o marzo del año próximo, para ”despegar” la discusión del proceso electoral.

LEÉR MÁS  Según la UCA, 13,5 millones de argentinos son pobres

 

En tanto, el 18 o 19 de noviembre próximo se desarrollará, en la localidad bonaerense de Vicente López, la dos veces postergada Convención Nacional, donde el partido discutirá cuál será el perfil ideológico y la estrategia del partido hacia el futuro.

 

En ese contexto, desde el Comité Nacional aseguraron que aún no está convocada ninguna reunión de su conducción para analizar los resultados de la elección.

 

Sin embargo, Sanz rompió hoy el silencio autoimpuesto durante el último tramo de la campaña presidencial para exhortar a los radicales a ”iniciar una nueva etapa”, tras los comicios de ayer.

 

”Es momento de identificar errores para corregirlos y no para autoinfligirse más daño o para generar escenarios de conflictos internos que aprovechen quienes, desde afuera de la UCR, apuestan a afectarla”, afirmó el senador nacional en un comunicado.

 

En tanto, Roberto Iglesias, salió ayer -horas antes del cierre de los comicios- a reclamar que la UCR inicie una ”profunda discusión” interna a nivel nacional, porque ”no ha sabido estar a la altura de lo que la sociedad pretende”.

LEÉR MÁS  AMIA: Timerman pidió ser excarcelado

 

En esa línea exhortó al radicalismo a ”un serio debate nacional en el cual repensemos lo que se ha venido haciendo mal con una sucesión de errores que no son desde ahora, sino que viene de elecciones y estrategias anteriores”.

 

Alfonsín, por su parte, prefirió dar una primera evaluación de la elección vía Twitter, donde aseguró que ”el radicalismo ha quedado consolidado como segunda fuerza en el Congreso Nacional” y reafirmó su voluntad de ”seguir trabajando por un país del respeto, la solidaridad, la educación y la cultura del trabajo”.

 

El diputado nacional afirmó además que a ”pesar de las enormes dificultades que atravesamos, hemos mantenido -contra todos los pronósticos- nuestro caudal electoral”.

 

Ayer, ya conocidos los primeros resultados, Alfonsín pareció enviar un mensaje a sus adversarios internos y afirmó que ”vamos a superar esta instancia con la conciencia tranquila”.

Télam

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here