La Suprema Corte avala que ningún estatal cobre más que el Gobernador

Todo empezó hace poco más de cuatro años. El gobernador era Francisco Pérez; a mediados de 2014 se inició el debate sobre si el sueldo del mandatario provincial debía ser el más alto de la Administración Pública.

El 10 de septiembre de 2014 la Legislatura sancionó una ley estableciendo el tope salarial y en octubre ATE y Ampros decidieron ir a la Justicia para reclamar al inconstitucionalidad de la ley 8.727. La semana pasada, la Suprema Corte de Mendoza dijo que la norma es constitucional.

La Corte falló sobre la inconstitucionalidad presentada por ATE y falta de Ampros. Fuentes de Tribunales indican que la presentación del gremio de profesionales de la salud es idéntica a la de ATE, por lo que se espera que próximamente la Corte también emita un fallo de similar tenor.

Nunca se supo cuántos eran los salarios qué eran más altos. En el tiempo en que se discutió la ley, se hablaba de entre 800 y 1.000 agentes con ingresos superiores al del gobernador. Fuentes oficiales indican que la ley se ha estado aplicando y quedan pocos casos de estatales que cobran más que el gobernador.

La historia dice que el proyecto fue redactado por el entonces senador del PJ Fernando Simón, quien actualmente es fiscal de Estado. Los Andes informaba la existencia del proyecto en su edición del 16 de junio de 2014.

El proyecto no sólo establecía que ningún agente público podía tener un sueldo superior al que gane el Gobernador, sino que también establecía un mecanismo de convergencia, para que adecuar paulatinamente los salarios que superaban el tope.

Cada año, todos los que superasen el tope, sólo percibirían el 30% del incremento acordado en paritarias para el resto de los trabajadores que cobran menos que el Gobernador.

LEÉR MÁS  Macri: "Hay un millón y medio de personas que hoy tienen cloacas y antes convivían con la mierda"

El texto del fallo

El fallo de la Corte fue firmado el 25 de marzo por los supremos Julio Gómez,Pedro Llorente y José Valerio. Este último conforma la sala 2 del Máximo tribunal, pero participó para reemplazar a quien fuera hasta el año pasado ministro deGobierno de Alfredo Cornejo: Dalmiro Garay.

El fallo fue por unanimidad. El redactor del fallo fue Gómez y los otros dos supremos adhirieron a sus argumentos.

El fallo indica que “a diferencia de lo denunciado por la actora, la norma no ha excluido a los agentes comprendidos en dicho segmento, de su ámbito natural de negociación salarial. El mismo permanece incólumne, con un único límite que no se exhibe irrazonable ni, en principio, atentatorio de los derechos y principios consagrados por el orden constitucional”.

Más aún, Gómez señala en su voto que “la norma alude a situaciones puntuales, aquellas, por cierto, que no recalan en los sectores más vulnerables a nivel de ingresos -respecto de los cuales cobraría especial vigencia un criterio de ponderación que resguarde su incolumnidad- y parte de una regulación que posee, en principio, una aplicación que se exhibe dinámica y esencialmente con potencialidad de cambio, en la implementación del sistema consagrado legalmente a los fines del respeto a los derechos adquiridos y a la operatividad del sistema hacia el futuro”.

LEÉR MÁS  Dante González: "Algunos dirigentes peronistas no dan respuesta y priorizan intereses personales"

El fallo indica que “la adopción de una medida que alcanzó al universo de los agentes provinciales y sólo debió disponer una regulación específica -se reitera, en amparo de los derechos adquiridos-, respecto a la forma de dar operatividad a la regla prevista para aquellos que se hallaran en la aludida situación”.

Luego indica que “las únicas desigualdades inconstitucionales son las arbitrarias, por tales han de estimarse las que carecen de razonabilidad, las persecutorias, las hostiles, las que deparan indebidos favores o privilegios”.

Para todos, menos jueces

La ley 8.727 alcanza a todos los empleados de la Administración pública provincial, de todos los poderes y organismos descentralizados o autárquicos, bajo cualquier modalidad de contratación.

Están exceptuados cargos con rango constitucional: magistrados, fiscal de Estado, asesor de Gobierno, presidente y vocales del Tribunal de Cuentas, contador y tesorero de la provincia, superintendente y consejeros del Departamento General de Irrigación. El 22 de julio de 2014 Los Andes publicaba que serían unos 878 empleados los que estaban alcanzados por la ley.

Cronología

10 de setiembre 2014

La Cámara de Diputados dio sanción definitiva al proyecto de tope salarial que había presentado el senador del PJ Fernando Simón en junio de ese año.

27 de octubre de 2014

Se publica en el Boletín Oficial la ley 8.727. A partir de esa promulgación los gremios estatales, ATE y Ampros, empiezan a trabajar en la presentación ante la Suprema Corte.

25 de marzo de 2019

El Máximo tribunal de Justicia de Mendoza dicta sentencia y dice que la ley 8.727 es constitucional. La norma estuvo vigente desde su promulgación y quedan pocos sin adecuar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here