Sorprendió ayer el titular principal de Clarín: “Condena la SIP la política oficial contra los medios”. La nota de portada se refiere a la Asamblea General que ese organismo realizó en México donde se presentó un informe que coloca a la Argentina junto con un grupo de países considerados “sensibles por el clima de hostigamiento y los condicionamientos a la labor de medios y periodistas”.

 

En realidad, los puntos centrales versan sobre la nueva Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, aprobada en el Congreso para remplazar al marco regulatorio impuesto por la última dictadura. Y al proyecto que busca regular la producción y comercialización de papel de diario, rubro controlado por Clarín y La Nación desde ese mismo gobierno de facto.

 

Ya en octubre, la SIP se había pronunciado sobre el proyecto del papel cuyo dictamen fue aprobado por cinco comisiones de la Cámara de Diputados.

LEÉR MÁS  Camioneros firmó 26% de aumento y desactiva el paro

 

En ese entonces el presidente de dicho organismo, con sede en Miami, Alejandro Aguirre dijo que “no se podrá legislar nada que afecte la libertad de prensa y el libre desarrollo de los medios de comunicación”. Y agregó, que “estamos frente a una nueva y clara injerencia gubernamental que lamentablemente tiene vieja data”.

 

Lo que la SIP no mencionó en esa oportunidad fue que la principal empresa que produce el papel para diarios es controlada por Clarín y La Nación desde la última dictadura. Hoy la empresa sólo reparte un pequeño cupo de papel a sólo 170 diarios del país, y teniendo en cuenta que la Argentina hay más de dos mil diarios y periódicos, la mayoría están obligados a importar papel -si bien no son arancelado- a 50% más caro. Lo que genera que tengan que reducir sus páginas, ya que el costo del papel representa casi el 70% del valor del precio de tapa. Tampoco señala que no por casualidad, la principal empresa mediática de posición dominante es la que produce el papel durante los últimos 34 años.

LEÉR MÁS  Hugo Moyano acordó un aumento del 25% y frenó el paro

 

La diputada del Frente para la Victoria y titular de la comisión de Comercio, Juliana Di Tullio, grafica claramente la situación: “La adquisición de Papel Prensa fue una de las condiciones básicas para que Clarín se convierta en lo que es hoy, y además ha podido comprar la mayoría de los diarios importantes en el interior del país porque ha tenido una forma de comercializar el papel muy desleal y lo sigue haciendo. La mayoría de los diarios han sido endeudados y después comprados por el Grupo Clarín.”

LEÉR MÁS  Hugo Moyano acordó un aumento del 25% y frenó el paro

 

En tanto, con relación al pronunciamiento de la SIP, el periodista Hugo Presman, invitado ayer al programa 678, dio algunas referencias que describen el perfil de la entidad interamericana: “La SIP se crea en la Habana en el año 1943 bajo la dictadura de Fulgencio Batista, una dictadura sumamente dura. Uno de los directivos centrales de la SIP fue Danilo Arbilla quien fuera secretario de prensa del dictador uruguayo José María Bordaverry y nunca denunció la desaparición del periodista Castro del semanario Marcha de Montevideo. También fue vicepresidente de la SIP el director del diario El Mercurio, Agustín Eduards, y hablar del Mercurio es hablar del principal órgano que apoyó la dictadura de Augusto Pinochet en Chile”.

 

Diario Registrado

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here