El actual diputado nacional, Julio Cobos, habló esta mañana por radio América y se refirió al conflicto desatado con los fondos buitre. El ex vicepresidente aseguró que la cláusula RUFO, que obliga al Estado argentino a pagar lo mismo a los bonistas que entraron en el canje que a los buitres, ”no se activaba si el gobierno no lo mencionaba”. De este modo, dejó abierta la posibilidad de que la Argentina pague a los holdouts: ”Hay que encontrar el modo de cumplir la sentencia”.

El mendocino aprovechó además para criticar las gestiones que los representantes del estado Argentino llevaron adelante desde Nueva York. ”Estamos complicados, hubo parte de la defensa del gobierno que fue mal hecha porque el fallo fue adverso. Si se hubiera reabierto el canje en lugar de la Ley Cerrojo, las cosas hubieran sido diferentes. Estamos en un problema que no se resolverá hasta enero del año que viene”.

En cuanto al debate sobre si la decisión argentina de no pagar implica (o no) un default, el ex vicepresidente consideró: ”No hay que preocuparse si es o no default, hay que pensar en la economía y ver cómo se resuelve el déficit de las provincias. El gobierno no está administrando el conflicto. Si aceptó los tribunales y dijo que iba a pagar, hay que encontrar el modo de cumplir la sentencia”.
”Hay que encontrar el modo de cumplir la sentencia”

Asimismo, Cobos acusó al gobierno nacional de estar ”transfiriendo el problema a enero y no queda otra alternativa, el gobierno se ha manejado mal. No comparto la sentencia, pero son tres camaristas y la Corte de los EEUU. Lo que hemos pedido es saber la estrategia del gobierno porque hay incertidumbre”.

 Los llamados de Tinelli

Durante la emisión de ayer de Showmatch Jésica Cirio y Martín Insaurralde confirmaron su casamiento, que será en noviembre próximo. El conductor, Marcelo Tinelli, aprovechó la noticia y llamó a varios dirigentes para invitarlos al casamiento de la pareja. Intentó comunicarse con la presidenta Cristina Fernández y no pudo. Pero sí logró hacerlo con Daniel Scioli, Mauricio Macri, Sergio Massa y Aníbal Fernández. Con quien no intentó ni siquiera un llamado fue con Julio Cobos. ”No me preocupa ni me quedo con las ganas de recibir su llamada”, aseguró el vicepresidente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here