En medio de la fuerte batalla legislativa que enfrenta a la oposición y al oficialismo en el Congreso de la Nación, el Peronismo federal propuso modificaciones al plan de Asignación Universal por Hijo, uno de los ejes de gestión que pondera la presidente Cristina Kirchner.

 

Solá presentó esta tarde un proyecto de ley que pretende dejar sin efecto la obligatoriedad de que los chicos deban asistir a escuelas públicas para ser beneficiarios de los $180 de ayuda estatal que prevé el plan.

LEÉR MÁS  No hay excarcelación para Amado Boudou

 

”Hay chicos que pueden ir a escuelas que valen 50 o 60 pesos por mes y por eso no se los puede dejar afuera del plan. La asignación debe ser universal en serio”, reflexionó.

Infobae

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here