De los 24 escaños que deberán renovarse en esta oportunidad, 15 pertenecen al radicalismo, al peronismo disidente y a la centroizquierda, y sólo nueve son kirchneristas o aliados del oficialismo.

Debido a que el Senado renueva a sus integrantes por tercios cada dos años, los legisladores que terminan sus mandatos ingresaron al Congreso un año después del conflicto por la Resolución 125 que, entre otras consecuencias, produjo el quiebre de la denominada Concertación Plural y que el vicepresidente radical Julio Cobos votara contra el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y se pasara a la oposición.

En este turno, se pondrán en juego las bancas que pertenecen a Córdoba, Santa Fe, Catamarca, Chubut, Corrientes, La Pampa, Mendoza y Tucumán.

En todas ellas, la oposición había logrado introducir, como mínimo, un senador, y en algunos casos hasta los tres legisladores en disputa.

Un ejemplo de ello es la provincia de Córdoba, donde la mayoría fue para el Frente Cívico y Social encarnado por Luis Juez y Norma Morandini; y la minoría para el radical Ramón Mestre (hijo), luego reemplazado por Marta Borello.

LEÉR MÁS  “Si el Justicialismo no se une, estaré en un monobloque”

Los tres integraron la masa de 37 senadores con los que, entre otros asuntos, la oposición aprobó la Ley del 82 por ciento móvil, y logró desplazar al kirchnerismo de la mayoría en todas las comisiones de la cámara alta, en lo que se denominó como el ”Grupo A”.

Por Santa Fe, por ejemplo, ingresaron el socialista Rubén Giustiniani y, por la mayoría, los peronistas Carlos Reutemann y Roxana Latorre que, luego, retornó al kirchnerismo como aliada.

También la oposición logró los tres senadores por la provincia de Corrientes: los radicales Eugenio Artaza y José Roldán y la representante del Partido Nuevo, Josefina Meabe.

Sin embargo, en 2010 Roldán se peleó con sus correligionarios por cuestiones provinciales y se fue al Frente para la Victoria y Meabe, aunque con licencia intermitente desde hace al menos un año, pasó a integrar parte de la masa de asociados al bloque que encabeza el rionegrino Miguel Angel Pichetto.

LEÉR MÁS  El Gobierno acordó la reforma tributaria con todas las provincias salvo San Luis

Los radicales Ernesto Sanz y Laura Montero ingresaron por Mendoza, donde la banca por la minoría le correspondió al kirchnerista Rolando Bermejo.

La oposición también obtuvo los senadores de la mayoría en Catamarca, que ocupan los radicales Oscar Castillo y Blanca Monllau; en tanto que la kirchnerista Lucía Corpacci fue reemplazada en 2011 por Inés Blas, al hacerse cargo de la gobernación de su provincia.

Los peronistas pampeanos Carlos Verna y María Higonet ingresaron por la mayoría, mientras que el radical Juan Carlos Marino, hoy vicepresidente de la Cámara, lo hizo como tercer senador por la minoría.

LEÉR MÁS  “Cornejo no debería haber firmado el Pacto Fiscal”

No obstante, pocos meses después, Higonet abandonó el bloque del peronismo pampeano y se pasó al oficialismo.

El justicialismo disidente también obtuvo el triunfo en Chubut, pero sus senadores pasaron a integrar el kirchnerismo (Marcelo Guinle) y el peronismo disidente (Graciela Di Perna). En tanto, la banca de la minoría le correspondió al radical Mario Cimadevilla.

Finalmente, en Tucumán, donde el kirchnerismo obtuvo el triunfo por amplio margen, el Frente para la Victoria sumó a la esposa del gobernador José Alperovich, Beatriz Rojkés, quien en 2011 fue designada como la primera Presidenta Provisional del Senado, labor que cumplió hasta fines de 2013.

El kirchnerismo también obtuvo allí una banca para Sergio Mansilla, mientras que el radical José Cano, luego elegido diputado nacional y reemplazado por Silvia Elías de Pérez, ingresó por la minoría.
Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here