La Nación presta atención a la estrategia local de Alfredo Cornejo

El gobierno de Mauricio Macri analiza su estrategia para las paritarias de la administración pública nacional. Más allá de los porcentajes de incremento, que no superarían el 20%, la Nación presta atención a la estrategia local de Alfredo Cornejo.
El gobierno nacional busca innovar en las negociaciones con recompensas por productividad, justamente lo que hizo el gobernador en Mendoza durante su primer año de gestión. De hecho fuentes oficiales afirmaron que la Nación desde hace tiempo viene consultando por la experiencia de la provincia.
Según dio a conocer un medio nacional la productividad se aplicaría este año en la administración pública y amenaza con expandirse en el sector privado. Un dato que lo muestra es que en un 30% de las casi 700 paritarias que homologó el Ministerio de Trabajo en 2016, tuvieron alguna cláusula de productividad.
En la gestión de Mauricio Macri consideraron como “novedoso” que Mendoza haya abierto paritarias antes de fin de año, y los porcentajes que se acordaron con el régimen 15 de salud, por ejemplo.
“Ellos consideraron que es óptimo discutir con tanta antelación antes que comience la actividad, en el caso de la educación”, explicó el subsecretario de Trabajo, Alejandro Jofré. El principal atractivo para varias provincias es el “ítem aula”, que si bien generó resistencia gremial, desde el gobierno hacen un balance positivo de su implementación.
De hecho tanto el ministro de Gobierno, Dalmiro Garay, como el director General de Escuelas (DGE) son los que tienen mayor contacto a nivel nacional y quienes han sido consultados por estos incentivos salariales.
 “El ítem aula lo han tomado como muy positivo porque logró disminuir el ausentismo docente”, remarcó Jofré. Según trascendió otras provincias estarían dispuestas a imitar a Mendoza con la estrategia del “ítem aula”. En agosto del año pasado Cornejo firmó junto al resto de las provincias una carta de intención donde se comprometían a organizar mejor los recursos y a colocar premios y castigos en el sector público.
Si bien todavía no hay anticipo del ofrecimiento para el 2017, tiempo atrás Cornejo dejó en claro que piensa mantener e incorporar ítems de productividad. 


Las primeras negociaciones paritarias de Cornejo no resultaron fáciles ya que los docentes se resistieron al plus que ofreció para incentivar el presentismo de los trabajadores de la educación en el aula. Este adicional finalmente se otorgó y la paritaria se cerró a través de un decreto que firmó el mandatario. Según los datos oficiales, tras la implementación del adicional el ausentismo disminuyó un 38% en los primeros cinco meses de 2016.
Desde la DGE informaron que durante el año pasado el ítem aula bajó el ausentismo al disminuir la cantidad de días pedidos en un promedio de 40% menos por mes en comparación con el año 2015.
Frente a tanto malestar que generó también en los que se quedaron afuera, la DGE decidió modificar el incentivo y se incluyó a los docentes que estaban con cambio de funciones y a aquellos con enfermedades terminales. Los que quedaron excluidos del adicional son aquellos que faltan más de tres días al mes o bien quienes tienen licencias gremiales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here