Acompañan la portada otros títulos igual de escandalosos: “El país será campeón regional de la inflación. En unos meses habrá superado a Venezuela”. Otro: “Por el transporte de granos, apriete en la ruta”, dice la nota ilustrada con la foto principal de portada, donde se informa que “acusan al gremio de camioneros de agredir a choferes”.

Y se explaya: “Dos choferes de camiones fueron agredidos anteayer en Azul por un grupo de transportistas que los amenazaron de muerte y volcaron la carga de cereales de sus acoplados. Según denunciaron los productores, los atacantes pertenecen a la Cooperativa de Provisión de Transporte de Azul y están vinculados con el líder de Camioneros y secretario general de la CGT, Hugo Moyano”.

La campaña difamatoria está contextualizada por Carlos Pagni, quién denomina a la Presidenta Cristina Fernández como “la viuda” y dibuja los corrimientos internos del peronismo únicamente para poner en dudas las posibilidades de gobernabilidad. En ese sentido manifiesta que la sociedad argentina se expresa entre el dolor por una “viuda con dos hijos”, el crecimiento en las encuestas de “esa mujer”, la necesaria seriedad de la oposición para no aparecer contra ella en un “enfrentamiento intrensigente” y el debilitamiento del gobierno “por la derrota del año pasado”.

LEÉR MÁS  Cornejo piensa reactivar Vale y exportar petróleo

Y arranca: “En el centro de la política argentina hay una mujer, madre de dos hijos, que acaba de perder a su esposo de modo repentino. Los encuestadores detectan en la opinión pública una menor tolerancia con quienes libren un enfrentamiento intransigente contra esa imagen. Algunos líderes de la oposición, sobre todo en el peronismo, intentan adecuarse a ese cambio. Al Gobierno, debilitado por la derrota del año pasado, se le abre la posibilidad de abandonar su ejercicio de polarización asistemática y liderar otro consenso. En su doloroso trance, Cristina Kirchner mantiene dificultades para aprovechar la nueva atmósfera. Con su estrategia para obtener el presupuesto, por ejemplo, volvió a desnudar esa inflexibilidad que a menudo la conduce a aplicar la misma receta a una escena que ha cambiado”.

LEÉR MÁS  Condenaron a 5 años de prisión al ex intendente Sergio Salgado, pero no irá a la cárcel

Obviamente, La Nación hubiera deseado no solo un cambio de modales, sino también un cambio de política. Y, por eso, cuestiona el supuesto “no diálogo” presidencial. “Incurrió en severas impericias”, dice. Y explica: “Hasta ahora su esposo había ocupado el lugar majestuoso de una reina, mientras él se encargaba de la gestión de cada decisión. El miércoles pasado, en la Cámara de Diputados, se notó que las cosas habían cambiado. Desde Seúl, ella lanzó a sus mastines en busca de la presa. En una competencia enloquecida por demostrar sus cualidades, esos subordinados se lanzaron a hacer gestiones sin coordinación alguna. De Anibal Fernández a Julio De Vido, pasando por Carlos Zannini, Juan Carlos Pezoa, Juan José Alvarez o patricia Fadel, una decena de comedidos salió a ofrecer prebendas en nombre de la presidenta, a gente que, en algunos casos, era apenas conocida”. Como si el conocimiento permitiera el soborno.

LEÉR MÁS  Cornejo piensa reactivar Vale y exportar petróleo

Luego hace un análisis de la conveniencia de todos los sectores, principalmente del oficialismo, por “no alejarse de la viuda”, aunque dice que pese a esto, algunos dirigentes como Daniel Scioli, entiende esa necesidad pero “se junta con gobernadores”.

Y concluye diciendo: “La cuestión es si en el peronismo se está inaugurando un nuevo ciclo en el cual será más fácil obtener poder con la conciliación que con el conflicto. De ser así, el desafío para Cristina Kirchner será registrar a ese nuevo actor que es su partido, y recrear su método u su estilo para encabezar aquella dinámica”.

fuente: Diario Registrado

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here