La mesa nacional de Cambiemos se reúne hoy en la Casa Rosada

En plena tensión por el dólar y las tarifas, el Gobierno trasladó la reunión que iba a realizarse en Córdoba para que el Presidente pueda mostrarse con radicales y lilitos. También buscó evitar confrontar con Schiaretti.
En un contexto difícil por la escalada del dólar y la disputa por el aumento de las tarifas, el Gobierno compondrá hoy una nueva instantánea de apoyo al presidente Mauricio Macri. Para esto, movieron una reunión de la mesa nacional de Cambiemos –prevista para hacerse en Córdoba– a la Casa Rosada. El presidente Mauricio Macri, cuya imagen está sufriendo una nueva caída luego del diciembre del recorte a la suba de jubilaciones, se aparecerá por el encuentro entre macristas, radicales y lilitos para que los gobernadores oficialistas que asistirán –como Alfredo Cornejo, de Mendoza– le den su respaldo a la política económica y tarifaria del oficialismo. Como yapa, haber postergado la reunión en Córdoba le permite a Macri evitar un foco de conflicto con el gobernador Juan Schiaretti, luego de que lo respaldara con el aumento de tarifas.

El primer encuentro de la mesa nacional de Cambiemos había sido a mediados de abril. En esa reunión estuvieron el jefe de Gabinete, Marcos Peña, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, el nuevo titular de la UCR, Cornejo, y representantes de Elisa Carrió. Además de Cornejo, en ese encuentro hubo otros dos gobernadores radicales: el de Jujuy, Gerardo Morales, y de Corrientes, Gustavo Valdés. En ese primer cónclave, los macristas escucharon los planteos radicales en favor de que haya elecciones internas en una serie de distritos y quedaron en hacer encuentros de coordinación en distintas provincias. El primero iba a ser hoy en Córdoba, para apuntalar un distrito que fue clave para que Macri ganara las elecciones presidenciales.

LEÉR MÁS  Sector por sector: los que cobran y lo que no, el bono de fin de año

La idea era mostrar unidad en Córdoba, hacer un acto de presencia en Marcos Juárez –lugar de la primera victoria cambiemita– y desarrollar un encuentro local en Río Cuarto. Y, de paso, en la UCR tenían previsto reflotar las denuncias contra Schiaretti de los intendentes radicales por la coparticipación. Ahora ese encuentro se postergará, por lo menos, dos semanas, habida cuenta de que Schiaretti fue uno de los gobernadores que respondió al llamado del Gobierno y criticó el proyecto opositor para moderar la suba de tarifas que se tratará esta misma semana en el Congreso. Las internas de Cambiemos con Schiaretti, entonces, tendrán que esperar. “No podemos romper con Schiaretti justo cuando se vota tarifas”, advirtió uno de los estrategas de Cambiemos en Diputados.

El encuentro se movió de Córdoba a Casa Rosada, con el claro objetivo de darle un respaldo a Macri cuando se está cuestionando su capacidad para llevar adelante una política económica exitosa y se busca retrotraer los aumentos de tarifas dispuestos para este año y en adelante. La idea es que, durante el transcurso de la reunión, el Presidente aparezca de pasada y, tras la foto de rigor, las autoridades partidarias y los gobernadores radicales muestren su respaldo a la política económica y energética. En otras palabras: no mostrar fisuras en un momento en que las papas queman.

LEÉR MÁS  Imputaron al diputado Alfredo Olmedo por un accidente donde murió una persona

En el discurso oficial, nada de esto apareció, por supuesto: señalaron que la reunión se cambió “por cuestiones de agenda de Peña y Frigerio”. En lo formal, en el encuentro los macristas buscarán que en cada distrito haya candidaturas de consenso. Es decir, evitar utilizar las PASO, algo que vienen pidiendo los radicales. “Tenemos una necesidad de consensuar listas de unidad, sobre todo en Córdoba”, sostuvo el presidente del PRO, Humberto Schiavoni. “Buscaremos ratificar alternativas propias y consensos en las candidaturas en distritos sin PASO, como Córdoba”, indicó.

Además, hace tiempo que en la UCR piensan que el compañero de fórmula de Macri debería ser un correligionario (y, algunos arriesgan que debería ser Cornejo). No obstante, esto no fue planteado hasta ahora en las reuniones de la mesa nacional y es improbable que en este contexto de alta volatilidad económica se presente la mejor ocasión para discutir ese espinoso tema.

Elisa Carrió, quien ya dio su apoyo a Macri en una sorpresiva aparición por Casa Rosada en el convulsionado jueves pasado, no sería de la partida. En su lugar, irán los lilitos Maricel Etchecoin Moro y Maximiliano Ferraro. Por la UCR, se espera que estén Cornejo, Morales y se sumarán el presidente del bloque de la UCR en Diputados, Mario Negri, y el ex titular del Plan Belgrano José Cano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here