La legislatura de Mendoza y su fantasma radical

Hay veces que sus botones no responden y si subís en la tarde te llevara al segundo piso al mismísimo bloque de senadores del radicalismo.

Aunque uno podría hacer un montón de chistes del caso, pero eso se lo dejamos netamente a nuestros lectores, lo cierto que todos los días los empleados del bloque de senadores del radicalismo ya se lo toman con tranquilidad.

Es que el ascensor luego de las seis de la tarde empieza a subir sin nadie en su interior hasta el segundo piso y abre sus puertas desde hace varios años, a los especialistas en esta maquinaria los ha vuelto loco porque han cambiado sus programadores e interfaces y no logran detener el ascensor después de esa hora.

Muchos asesores de senadores trabajan hasta horas nocturnas y más de un susto se han llevado cuando han escuchado abrir las puertas del ascensor y hasta pasos  han escuchado.

El personal de limpieza del establecimiento del turno con la sonrisa entre dientes no les gusta limpiar en ese horario y  sienten pánico de quedarse solos frente al ascensor.

Hasta ahora es un ministerio que no pueden revelar y que solo deben acostumbrarse al fantasma del ascensor .



LEÉR MÁS  Macri y Lagarde compartieron una mesa en la cena de gala del Global Citizen Award

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here