El máximo tribunal de Justicia consideró ”inadmisibles” los pedidos de recusación que la defensa de Otilio Romano presentó contra la decisión judicial que había rechazado los pedidos de recusación contra el juez Walter Bento y los magistrados de la Cámara Federal de Apelaciones de Mendoza.

Romano formó parte de este último tribunal durante la última dictadura militar. Por su desempeño allí se encuentra acusado de ser partícipe en 103 delitos de lesa humanidad por haber omitido deliberadamente denuncias para investigar secuestros, desapariciones, torturas y violaciones, entre otros.

LEÉR MÁS  Más reclamos de La Pampa por el Atuel

El 24 de agosto del 2011, el ex magistrado se escapó a Chile dos días antes de que el Consejo de la Magistratura decidiera suspenderlo de su cargo. Luego, a finales de ese año, fue destituido de su puesto por el mismo órgano.

En febrero de este año, Romano fue detenido en el país vecino por Interpol gracias a la orden de detención preventiva dictada por el ministro de la Corte Suprema de ese país, Adalís Oyarzún. El ex camarista continúa apresado en ese país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here