La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, busca que darle una lavada de cara a la Policía Federal Argentina (PFA) y por eso quiere que los agentes dejen el uniforme azul para vestirse de civil con saco, camisa y corbata, como sucede con los agentes del FBI cuando no están en un operativo.
El problema, según un vocero policial consultado por NA, es que el jefe de la PFA, Néstor Roncaglia se niega a esta innovación. ”Es un riesgo que Roncaglia no piensa correr y menos en estos momentos en los que se cerraron varias áreas, en lo que la fuerza llamó reestructuración y cambió a muchos efectivos de tareas”, advirtió esa fuente.
Bullrich quiere copiar el modelo del FBI en los Estados Unidos, cuyo personal está con saco, camisa y corbata y al momento de algún operativo se ponen arriba un chaleco o campera identificatoria de la fuerza.
Muchos policías federales traspasados se enojaron cuando les cambiaron el uniforme azul por el bordó y Roncaglia percibió el disgusto que generó ese hecho, incluso entre los policías que no se vieron afectados”, contó un oficial de la Federal a la agencia NA en referencia a lo que generó el nuevo uniforme bordo y celeste de la Policía de la Ciudad.
LEÉR MÁS  El ejecutivo nacional eliminará 600 nombramientos políticos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here