Notas relacionadas

{loadposition user11}

En ese sentido, la Iglesia presentó su propuesta de ayuda a la infancia pobre, iniciativa que pretende se convierta en ”política de estado independientemente del gobierno de turno” y a la que denominó Ingreso Básico para la Igualdad y la Equidad en la Niñez, por sus siglas, B.I.E.N.

 

Este programa consistiría en una asignación mensual de 180 pesos por hijo y por lo tanto prevén que necesitará unos 12.900 millones de pesos al año. La idea es que $ 2.700 millones provengan de los actuales planes familiares Jefes y Jefas de Hogar y la forma de pago de realice mediante una tarjeta de Seguro Social.

LEÉR MÁS  Tenso cruce entre Macri y los familiares de la tripulación del submarino

 

El presidente de la Comisión Nacional de Justicia y Paz, el laico Eduardo Serantes, anticipó que ese proyecto será remitido tanto al Poder Ejecutivo como al Poder Legislativo de la Nación, como ”un aporte a la construcción del bien común del país”.

 

Desde el organismo que asesora Casaretto, se explicó que el ingreso B.I.E.N. propone equiparar el derecho a la asignación familiar por hijo a todos los niños/as, adolescentes y embarazadas en situación de vulnerabilidad social, independientemente de la condición económica, social o laboral de sus padres y de la “política del gobierno de turno”

LEÉR MÁS  Trabajadores rurales marcharon por las calles de Mendoza

 

Los destinatarios serán todos los niños argentinos desde la concepción hasta los 18 años, por lo que implica sumar a unos 6 millones de niños que hoy no reciben una asignación familiar.

 

Tras señalar que la asignación familiar ya la reciben los hijos de padres con trabajo formal a través del régimen de asignación familiar por hijo o por deducción del impuesto a las ganancias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here