Notas relacionadas

{loadposition user11}

En ese sentido, la Iglesia presentó su propuesta de ayuda a la infancia pobre, iniciativa que pretende se convierta en ”política de estado independientemente del gobierno de turno” y a la que denominó Ingreso Básico para la Igualdad y la Equidad en la Niñez, por sus siglas, B.I.E.N.

 

Este programa consistiría en una asignación mensual de 180 pesos por hijo y por lo tanto prevén que necesitará unos 12.900 millones de pesos al año. La idea es que $ 2.700 millones provengan de los actuales planes familiares Jefes y Jefas de Hogar y la forma de pago de realice mediante una tarjeta de Seguro Social.

LEÉR MÁS  Antes de ir a Rusia, Macri se reúne con su Gabinete

 

El presidente de la Comisión Nacional de Justicia y Paz, el laico Eduardo Serantes, anticipó que ese proyecto será remitido tanto al Poder Ejecutivo como al Poder Legislativo de la Nación, como ”un aporte a la construcción del bien común del país”.

 

Desde el organismo que asesora Casaretto, se explicó que el ingreso B.I.E.N. propone equiparar el derecho a la asignación familiar por hijo a todos los niños/as, adolescentes y embarazadas en situación de vulnerabilidad social, independientemente de la condición económica, social o laboral de sus padres y de la “política del gobierno de turno”

LEÉR MÁS  Amenazas contra el titular de Suteba: “Te vamos a hacer desaparecer”

 

Los destinatarios serán todos los niños argentinos desde la concepción hasta los 18 años, por lo que implica sumar a unos 6 millones de niños que hoy no reciben una asignación familiar.

 

Tras señalar que la asignación familiar ya la reciben los hijos de padres con trabajo formal a través del régimen de asignación familiar por hijo o por deducción del impuesto a las ganancias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here