La Iglesia llamó a crear condiciones ”más justas y solidarias”

El arzobispo de Santa Fe y presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor José María Arancedo, exhortó a la sociedad argentina a apostar ”con grandeza y responsabilidad a un diálogo sincero como base de una cultura del encuentro, de la inclusión y la amistad social”.

En su mensaje de Navidad difundido hoy, el titular del Episcopado afirmó que el desafío de los argentinos es ”crear las condiciones de una sociedad más confiable, más honesta y cordial, más justa y solidaria”.

”Un camino privilegiado para crear estas condiciones es volver nuestra mirada a esas realidades cercanas y valiosas por su potencial cultural e inclusivo, por ser lugares de aprendizaje y transmisión de valores que hacen a la formación de cada hombre y al desarrollo integral de la sociedad, me refiero a la familia, la escuela, el trabajo y la ejemplaridad”, dijo en el mensaje distribuido por la agencia AICA.

”Un camino privilegiado para crear estas condiciones es volver nuestra mirada a esas realidades cercanas”
Arancedo consideró que ”pueden parecernos cosas simples, sin embargo tienen una riqueza de origen que cuida, da sentido y hace crecer la vida del hombre con sus proyectos y responsabilidad social”.

”Esto lleva tiempo, no tiene la magia de una promesa inmediata, pero es el camino más seguro para orientar el presente y asegurar el futuro de nuestra Patria”, subrayó.

”íQué triste cuando vemos la vida del hombre amenazada en tantas circunstancias que la ofenden! Pero cuánto más triste es la indiferencia que es un modo de egoísmo”, dijo Arancedo y enumeró una serie de situaciones como el flagelo de la droga, la desprotección por la vida naciente y en su desarrollo, la desocupación, la inseguridad y la violencia.

LEÉR MÁS  El Central pondrá una banda de flotación para estabilizar el precio del dólar

”No podemos negar los problemas o sólo repudiar los hechos, debemos trabajar sobre las causas. Es necesario asumir con decisión la defensa de la vida humana, el valor del trabajo y la exigencia moral de la equidad social, como el vivir bajo imperio de la ley junto al pleno ejercicio de la justicia”, concluyó.

El arzobispo de Santa Fe y presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor José María Arancedo, exhortó a la sociedad argentina a apostar ”con grandeza y responsabilidad a un diálogo sincero como base de una cultura del encuentro, de la inclusión y la amistad social”.

En su mensaje de Navidad difundido hoy, el titular del Episcopado afirmó que el desafío de los argentinos es ”crear las condiciones de una sociedad más confiable, más honesta y cordial, más justa y solidaria”.

”Un camino privilegiado para crear estas condiciones es volver nuestra mirada a esas realidades cercanas y valiosas por su potencial cultural e inclusivo, por ser lugares de aprendizaje y transmisión de valores que hacen a la formación de cada hombre y al desarrollo integral de la sociedad, me refiero a la familia, la escuela, el trabajo y la ejemplaridad”, dijo en el mensaje distribuido por la agencia AICA.

LEÉR MÁS  El Gobierno girará $4.125 millones a las provincias por el Fondo Sojero

”Un camino privilegiado para crear estas condiciones es volver nuestra mirada a esas realidades cercanas”
Arancedo consideró que ”pueden parecernos cosas simples, sin embargo tienen una riqueza de origen que cuida, da sentido y hace crecer la vida del hombre con sus proyectos y responsabilidad social”.

”Esto lleva tiempo, no tiene la magia de una promesa inmediata, pero es el camino más seguro para orientar el presente y asegurar el futuro de nuestra Patria”, subrayó.

”íQué triste cuando vemos la vida del hombre amenazada en tantas circunstancias que la ofenden! Pero cuánto más triste es la indiferencia que es un modo de egoísmo”, dijo Arancedo y enumeró una serie de situaciones como el flagelo de la droga, la desprotección por la vida naciente y en su desarrollo, la desocupación, la inseguridad y la violencia.

”No podemos negar los problemas o sólo repudiar los hechos, debemos trabajar sobre las causas. Es necesario asumir con decisión la defensa de la vida humana, el valor del trabajo y la exigencia moral de la equidad social, como el vivir bajo imperio de la ley junto al pleno ejercicio de la justicia”, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here