La economía tuvo un año de crecimiento moderado, que algunos estiman en 4,5% (como la CEPAL), mientras que otros proyectan un avance del PBI más moderado. En este contexto, los hechos salientes rondaron en un objeto que es parte de la cultura argentina: el dólar, su cotización y los recargos al turismo, en el marco de la pérdida de reservas que sufrió el Banco Central este año, cercana a los 13.000 millones de dólares.

Pero también hubo un cambio de ministro de Economía por primera vez desde que se inició el segundo mandato de Cristina Fernández de Kirchner, el 10 de diciembre de 2011. Siguió la larga lucha contra los ”fondos buitres” por la deuda defaulteada en 2001 y un final de ciclo generó más ruido aún: la salida del Gobierno del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno. Por último, los movimientos en el mercado de la petrolera estatal YPF y su acuerdo con Chevron por Vaca Muerta fueron hechos insoslayables del año que se cierra.

La obsesión verde

En el primer día hábil de 2013, el dólar norteamericano cotizaba en el circuito marginal en $6,89, mientras que ahora su valor ronda los $9,70.

Por su parte, el dólar oficial se vendía a $4,94 el primer día hábil de este 2013, mientras que ahora su cotización ronda los $6,50.

Es en esa recorrida alcista y en el drenaje de divisas del Banco Central y la brecha entre el dólar oficial y el marginal cuando se profundiza el recargo al dólar para el turismo que la AFIP impuso: inició el año en el 15%, después pasó al 20% y ahora llegó al 35 por ciento y se amplió a la compra de moneda extranjera.

LEÉR MÁS  "Con Cristina comía todo el mundo y ahora hay gente que no come" dijo Moyano

El 3 de diciembre pasado la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) decidió elevar al 35% la percepción para gastos con tarjeta de crédito en el exterior y compra de pasajes y paquetes turísticos, y la extendió a la compra de divisas extranjeras destinadas a turismo.

La última modificación había sido el 18 de marzo pasado, cuando pasó del 15% a 20 por ciento e incluyó a servicios turísticos y compras de pasajes aéreos.

La larga pelea con los ”buitres”

En este 2013 Argentina enfrentó una dura pelea contra los fondos buitres por la deuda que permanece en default desde el 2001, de unos US$1.300 millones. En 2014 veremos la instancia final de esta larga disputa que podría definir la Corte Suprema de EE.UU., bajo la mirada atenta de la comunidad internacional.

El denominado ”juicio del siglo” se encuentra en su fase final, luego de que en 2013 Argentina no lograra el aval de la Corte de Apelaciones de Nueva York en la presentación que realizó contra el fallo del juez Thomas Griesa, que había condenado al país a pagar US$1.300 millones a los ”fondos buitre”, al considerar que violó el ”tratamiento igualitario a los acreedores”.

LEÉR MÁS  "Con Cristina comía todo el mundo y ahora hay gente que no come" dijo Moyano

En este contexto, el próximo paso de las Argentina será apelar ante la Corte Suprema el fallo pendiente, que haría en febrero próximo, con la esperanza de que el gobierno de Estados Unidos adopte una actitud más activa en la etapa final del juicio, tras conocerse el arreglo de las cinco empresas que ganaron laudos al país ante el CIADI, un tema de especial interés para la administración de Obama, que ya apoyó públicamente el reclamo argentino.

Primer cambio de ministro

El actual ministro de Economía, Axel Kicillof, fue designado en su nuevo cargo el 20 de noviembre al regreso a la actividad oficial de la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, tras permanecer 41 días en reposo por una cirugía en su cabeza.

Kicillof, un funcionario de buena sintonía con el Jefe de Gabinete, Jorge Capitanich -con quien trabajó en el ámbito público y también privado- se pronunció siempre a favor de una fuerte intervención estatal en la economía.

Kicillof integraba el Gabinete económico desde diciembre de 2011 como viceministro de Economía y reemplazó a Hernán Lorenzino, un abogado con título de posgrado en Economía que ahora se ocupa de renegociar la deuda, en especial el capítulo que incluye a los holdouts y fondos buitre.

Los cambios pueden entenderse como una profundización del modelo económico, en especial si se tiene en cuenta que Kicillof es un economista heterodoxo que tuvo activa participación en la estatización de YPF.

LEÉR MÁS  "Con Cristina comía todo el mundo y ahora hay gente que no come" dijo Moyano

Vaca Muerta y Chevron

Fue la estatizada YPF una de las protagonistas del mercado empresario cuando junto a la norteamericana Chevron firmaron en julio pasado un acuerdo para el desarrollo de la producción de hidrocarburos no convencionales en Vaca Muerta (Neuquén), en un área de 20 kilómetros cuadrados, que implicó una inversión inicial de unos 1.240 millones de dólares.

El acuerdo implica la inversión por parte de la firma norteamericana hasta el año 2017, requerirá la perforación de 1.500 pozos y se estima que la zona a desarrollar podrá alcanzar una producción diaria de 50 mil barriles de petróleo y tres millones de metros cúbicos de gas natural asociado. Esto equivaldría a aproximadamente el 25 por ciento del crudo y el 10 por ciento del gas natural que actualmente produce YPF.

Se fue Moreno

El 20 de noviembre pasado el poderoso ex secretario de Comercio Interior anunciaba a través del vocero presidencial que el 2 de diciembre dejaba su cargo para pasar a ser agregado económico en la embajada argentina en Italia.

El funcionario dejó así atrás su paso por todo el gobierno kirchnerista, ya que formó parte de las administraciones de Néstor y Cristina Kirchner.

Con un perfil muy alto, sus vaivenes con el sector empresario, su influencia en el Indec y los acuerdos de precios que impulsó una y otra vez marcaron la agenda del funcionario más apreciado y cuestionado del Gobierno.

MinutoUno

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here