De esta manera, el desempleo se colocó en los niveles de fines del 2008, previo a la crisis económica mundial, que afectó también la producción local.

En tanto la subocupación demandante, entendida como aquellas personas que trabajan 35 horas semanales y quieren laborar más, bajó en el cuarto trimestre del año pasado al 5,5% desde el 6,9 % de igual período del 2009, mientras que la sub ocupación no demandante descendió al 2,8% desde el 3,4%.

Estos retrocesos, tanto en la desocupación como en la sub ocupación, se dieron en el marco de un crecimiento de la economía del 9,1%, según las mediciones del INDEC.

La semana pasada, la presidente Cristina Fernández de Kirchner, adelantó el resultado de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) al asegurar que “en el último trimestre del año pasado, (….) hemos vuelto a hacer una reducción del índice de desocupación y retornado al 7,3%, que era el mínimo al que habíamos llegado antes de la crisis (del 2009) y que luego, obviamente, tuvo un aumento sustancial”.

“Estábamos mirando los números de lo que hemos crecido, y la verdad que me siento muy orgullosa de decirles a todos los argentinos que en el año del Bicentenario, la Argentina creció el 9,1%, un crecimiento muy fuerte”, dijo la mandataria.

Más allá de las declaraciones, San Luis resultó la ciudad con menor índice de desocupación, 0,8%, seguida por Resistencia, con el 0,9%; y Río Gallegos 2,5%.

En el otro extremo de la medición, las ciudades que más desocupación tuvieron fueron Paraná, con el 11 %, seguida por Salta, con el 9,2; Santa Fe 8,8; y con el 8,7% el conurbano bonaerense, Mar del Plata, y Río Cuarto.

Antes de que se dieran a conocer estas cifras, el ministro de Economía, Amado Boudou, sostuvo que la inversión “será clave en este año, porque eso tiene que ver con el trabajo argentino y la sustitución de importaciones”.

El ministro destacó que Argentina logró sortear la crisis económica internacional del 2009 “por el trabajo muy fuerte (desde el Gobierno) en sostener la industria y el empleo local. Este modelo cuida todas y cada una de las actividades”.

Un estudio reciente de la consultora Analytica, dio cuenta que la cantidad de puestos de trabajo declarados en 2010 creció 2,6% (182.000 trabajadores), con una contribución dispar de cada sector.

El informe señala que el sector público fue el principal creador de empleo, con una tasa de crecimiento del 4,9% (119.000 personas), mientras que el sector privado lo hizo un 2,1% (63.000 personas).

Para el director de SEL-Consultores, Ernesto Kritz, ”no es muy claro en qué aumentó el empleo público” debido a que este crecimiento en las provincias “pudo ser no tanto en administración, sino en sectores con peso fuerte tales como la educación, policía y seguridad”.

En tanto, dentro del sector privado, la industria de producción de bienes “fue la que menos creó empleo. La gran mayoría de puestos de trabajo los generaron el comercio y los servicios”, explicó Kritz en declaraciones al diario La Nación.

Para el analista, el empleo en el sector privado volvió a crecer después de la caída experimentada tras la crisis de 2009, pero a la mitad del nivel alcanzado en 2008, ya que en estos sectores no hubo más inversión, sino una utilización más intensiva de la capacidad instalada.

Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here