La CGT enfrenta al Gobierno con su primer paro general contra el plan económico

La protesta será sin movilización, aunque la izquierda y los movimientos sociales desafían con bloquear los accesos a las grandes urbes

Con la adhesión del transporte público de pasajeros y de una amplia mayoría del sindicalismo, la CGT activará hoy el primer paro general desde que Mauricio Macri es presidente.

La huelga, que se extenderá por 24 horas desde la medianoche de hoy, será en rechazo a la política económica y por el incumplimiento del pacto antidespidos acordado con empresarios e impulsado por el Gobierno.

También apunta a romper la limitación que busca imponer el Gobierno para que las paritarias cierren en torno del 18 por ciento para no exceder la previsión inflacionaria oficial.

LEÉR MÁS  Interpol se suma a la búsqueda de Santiago Maldonado

Según detalla el diario La Nación, la protesta será sin movilización, aunque la izquierda y los movimientos sociales desafían con bloquear los accesos a las grandes urbes.

El Gobierno dijo que tomará medidas para garantizar la libre circulación. Además, exhibió síntomas de endurecimiento en su discurso y con la instrumentación de mayores controles a los gremios.

La tregua que el sindicalismo peronista le dio a Macri llegó a su fin después de casi 16 meses de buena convivencia y grandes acuerdos, sobre todo en lo relativo al reparto de los millonarios fondos de las obras sociales sindicales.

Pero hubo dos episodios que aceleraron el enfrentamiento: la continuidad de los despidos por goteo en el sector privado y estatal, y el intento del Gobierno por contener los aumentos salariales por debajo del 20%, en línea con la inflación que prevé en su ley de presupuesto (entre 12 y 17%).

LEÉR MÁS  Despidieron a 7 trabajadores del diario Los Andes

Desde que la CGT oficializó la convocatoria al paro, el Gobierno alternó su estrategia en el discurso y en la práctica. Mientras Macri subió el tono al referirse a las “mafias sindicales”, en los hechos también hubo un giro.

Por un lado se negociaron sectorialmente acuerdos salariales y beneficios impositivos con gremios cuyas actividades están en crisis.

Pero también hubo un endurecimiento en la postura en lo relativo a la distribución del dinero de la salud y a la revisión de irregularidades en los procesos eleccionarios de los sindicatos. En la misma línea se conoció ayer una iniciativa para inspeccionar si los colectivos que trasladan a militantes están en regla.

LEÉR MÁS  Milagro Sala tendrá prisión domiciliaria

La protesta, que se anticipa contundente según las expectativas gremiales, estará guiada por el temor a un brote de violencia en alguno de los cortes y piquetes que se extenderán por todo el país.

El Gobierno reforzó el operativo de seguridad para hoy a partir de la amenaza de cortes de la izquierda sindical y del exabrupto del jefe sindical de los taxistas, Omar Viviani, que llamó a sus seguidores a “dar vuelta” los autos de aquellos taxis que salgan a trabajar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here