Funcionarios de los gobiernos nacional y de la provincia de Buenos Aires recibirán esta semana a dirigentes gremiales y al intendente de Zárate, Osvaldo Cáffaro, con el propósito de hallar una solución a los 2400 puestos de trabajo que se verán desafectados a partir del próximo jueves al vencer contratos con empresas contratistas de la Central Atómica de Atucha.
En la sede central del Ministerio de Trabajo bonaerense en la ciudad de La Plata fueron convocados para este lunes representantes de los gremios de empleados y obreros de la construcción que trabajaban en un plan de mitigación en el municipio a la espera del inicio de la construcción de Atucha III.
En tanto, el ministro de Energía y Minería de la Nación, Juan José Aranguren, recibirá este martes  a las 10 en la sede ministerial de Hipólito Yrigoyen 250 de la Capital Federal al intendente Cáffaro, adelantó hoy a la agencia Télam el jefe municipal.

El problema en el complejo atómico se desató a principios de este año cuando el Ministerio de Energía resolvió recortar el presupuesto asignado a las centrales.

El intendente de Zárate explicó ayer que “al no pagar tasas a los municipios y como parte de su responsabilidad social empresaria Nucleoeléctrica (NASA), que es la operadora de Atucha, firmó un convenio el año pasado con nosotros para obras de pavimentación, desagües pluviales, parques e instalación de servicios en un barrio nuevo”, en el distrito.
“El problema es que ya se encuentran paradas estas obras que se realizaban en el municipio ante la incertidumbre generada por los telegramas de preaviso de despido”, alertó.
Aranguren ya recibió a Cáffaro a fines de febrero, reunión en la cual había ratificado la continuidad del Plan Nuclear Argentino y de los puestos de trabajo.
Ahora, el intendente explicará al funcionario nacional las obras de mitigación que empresas contratadas por Nucleoléctrica Argentina SA, que emplean a cientos de personas, realizan en el municipio de Zárate. 
Cáffaro manifestó su preocupación por la continuidad de los puestos de trabajo, al graficar que “el 80 por ciento de los obreros, empleados y técnicos de Atucha vive en Zárate, lo que deja a las claras el problema social que significa todo esto para nosotros y para la región”.

“El problema es que ya se encuentran paradas estas obras que se realizaban en el municipio ante la incertidumbre generada por los telegramas de preaviso de despido”.

El miércoles último, obreros y empleados de Atucha cortaron la autopista Panamericana por segundo día consecutivo en señal de protesta por los despidos en la central atómica, ubicada en la localidad bonaerense de Lima en el partido de Zárate.
El piquete se inició poco antes de las 10 y se levantó pasadas las 13 en el kilómetro 103 a la altura de Lima, en ambos sentidos de la autopista, y lo realizaron trabajadores afiliados a la Unión de Empleados de la Construcción (Uecara) y la Unión Obrera de la Construcción (Uocra).
El corte en la Panamericana se levantó por un pedido efectuado desde el Ministerio de Trabajo bonaerense, que convocó a los gremios a una audiencia para mañana en La Plata.
El problema en el complejo atómico se desató a principios de este año cuando el Ministerio de Energía resolvió recortar el presupuesto asignado a las centrales, lo que paralizó las obras civiles vinculadas con ese proyecto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here