La información fue anticipada ayer. El ministro de Energía, Juan José Aranguren, analiza aplicar ”la emergencia eléctrica” y realizar una modificación de los cuadros tarifarios a partir del 2016.

El presidente Mauricio Macri tendría previsto una quita de subsidios que significarían una suba sensible en la tarifa del servicio y del que solamente quedarían afuera del aumento una franja de hogares pobres y de usuarios jubilados.

LEÉR MÁS  Según la UCA, 13,5 millones de argentinos son pobres

Sobre la metodología para aplicar los incrementos, Aranguren había dicho que se estaban haciendo cruces de datos para evaluar el poder adquisitivo, capacidad contributiva y consumo energético de los consumidores.

En octubre y en plena campaña electoral Aranguren había anticipado que buscaría terminar por completo con el sistema de subsidios y tarifas que rigió durante la última década. ”No pensamos eliminar los subsidios necesarios, pero no queremos subsidiar a toda la oferta”, sostuvo en aquella oportunidad.

LEÉR MÁS  Jueces y los abogados con más poder

En ese sentido, había prometido además que si ganaba Macri habría luz gratis para familias carenciadas. El ex presidente de Shell aseguró que los hogares de menores recursos van a tener un block de consumo de 150 kilowatts por hora por mes gratuito.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here