Esa determinación se comunicó, en primer lugar, mediante una nota elevada a la Presidencia de la Cámara baja en diciembre de 2009, en la que el diputado Kirchner manifestó esa voluntad.

 

”Quedó establecida en todos sus detalles la operatoria, mediante un acta, suscripta por el diputado nacional y las destinatarias de la donación ante escribano público en la que figuran las cuentas bancarias a las que deben ser girados esos ingresos”, se informó desde la Dirección de Prensa de Diputados.

 

Con esa documentación obrante en su poder, en la que Kirchner ”no sólo renunció a su dieta sino también a sus gastos de representación, la Cámara baja ya remitió, por ejemplo, la liquidación de los 20 días correspondientes a diciembre 2009, dinámica administrativa que se continúa con los haberes subsiguientes”, agrega el comunicado.

 

El trámite administrativo descripto que se aplica para cumplir con la voluntad de Kirchner ”tomó como modelo el implementado para respetar la misma determinación solicitada por el ex presidente Raúl Ricardo Alfonsín, con los emolumentos derivados de su tarea legislativa”, indica la información.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here